Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » Cada vez más personas ven que marchamos hacia un nuevo 2001

(25/07/18 - Gestión Macri, Ajuste)-.En las últimas horas fueron Luis D'Elía y Felipe Solá quienes opinaron sobre las consecuencias del acuerdo con el FMI que podrían terminar en un nuevo 2001. La crisis crece y tan solo una chispa desencadenaría la caída del gobierno.

Es que la difícil situación actual en la que muchos argentinos empiezan a tener que elegir entre pagar los servicios y comer y que ya tiene a gran cantidad de personas expulsadas del sistema sobreviviendo en algún club del trueque o alimentándose en comedores sociales no es nada respecto de lo que se vivirá en los próximos meses, según las expresiones de integrantes de propio gabinete.

En este sentido no son pocos los dirigentes políticos que han salidos  a reclamar sentido común al gobierno y un cambio urgente de rumbo económico.

Luis D'Elía
El referente del partido MILES consideró en una entrevista radial sobre el acuerdo con el FMI : “entramos en una fase decisiva, donde no está lejos el día en que la gente vuelva a producir un 19 y 20 de diciembre”. 

Al ser consultado en profundidad dijo : “Esa imagen la veo cercana porque tienen que hacer un ajuste el próximo año de 300 mil millones de pesos y eso es represión, fraude y un dolor enorme para nuestros trabajadores. No entiendo a los que juegan a rendirle pleitesía a este Gobierno mafioso y ladrón”.

Felipe Solá
Por su parte el dirigente del Frente Renovador, Felipe Solá dijo que el gobierno de MACRI “debe cambiar o reviviremos el 2001”. “Las exigencias del FMI implican profundizar un ajuste tan brutal como el del gobierno de De la Rúa, el final es previsible, volver a transitar una crisis extrema”, finalizó.

La economía argentina se encuentra en un punto límite donde todo dependerá de lo que hace el gobierno con la ayuda del FMI, que en la letra chica del acuerdo ya le impuso congelar el ingreso de personal al Estado, así como el no aumento para estatales, docentes y médicos.

Dentro de este panorama macroeconómico complicado con mucha gente sufriendo el gobierno de Cambiemos, la primera persona razonable que invite a saqueos e ir contra la Casa Rosada como sucedió en 2001 podría terminar con la presidencia de Mauricio Macri. Los ánimos en la gente están caldeados y no les interesa a esta altura respetar la institucionalidad democrática, la crisis sólo hace más que agravarse.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua

No hay comentarios:

Leave a Reply