Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » Condena a prisión perpetua para los siete policías que asesinaron a Daniel Solano

(04/08/18 - Violencia Institucional)-.Daniel Solano era un joven salteño que viajó en 2011 al sur para trabajar en tareas de la cosecha de peras y manzanas de exportación para Agrocosecha, una tercerizada de la multinacional frutícola Expofrut S.A. 

El joven fue visto por última vez el 5 de noviembre de 2011 cuando un grupo de policías lo sacó con violencia del boliche Macuba de Choele Choel y lo subió a golpes a un móvil policial. Los agentes imputados -Sandro Berthe, Pablo Bender, Héctor Martínez, Juan Barrera, Pablo Albarrán Cárcamo, Pablo Quidel y Diego Cuello- hoy fueron condenados por el delito de homicidio agravado por alevosía por ser cometido por un funcionario público, tres como autores materiales y cuatro como partícipes necesarios. La querella y la fiscalía habían solicitado esa pena y las defensas reclamaban absoluciones.

El juicio oral y público contra los siete efectivos policiales imputados comenzó el 20 de febrero pasado y se desarrolló de manera ininterrumpida hasta hoy. Durante el proceso decenas de testigos declararon haber visto cómo sacaban con violencia a Daniel Solano del boliche, lo llevaban hasta la esquina y lo subían a los golpes a un móvil policial. Aunque las defensas intentaron presentar coartadas que negaban la presencia de los efectivos en el lugar, la Justicia dictaminó la prisión perpetua para los siete policías de Choele Choel por el homicidio de Daniel Solano.

Sin embargo, en el mismo fallo, se rechazó el pedido de prisión preventiva, por lo que continuarán en libertad hasta que este firme la sentencia. Los jueces consideraron que no se cumplen los requisitos que ameriten la detención (riesgo de fuga, entorpecimiento de la investigación).

El veredicto se basó en darle credibilidad al relato de los testigos: a pesar de que no hallar el cuerpo de la víctima, esto no invalidó la posibilidad de comprobar el delito. Según planteó el Tribunal, “hubo pistas y testimonios falsos”, asimismo se “presionaron testigos” y “desapareció evidencia durante la búsqueda, como una billetera”, que sería del joven desaparecido. Además, “las coartadas de los acusados no hicieron más que confirmar su responsabilidad” en la desaparición de Solano. “Los testimonios y evidencias confirman la participación de los policías”, argumentaron.

Sobre la desaparición

Daniel Solano desapareció la noche del 5 de noviembre del 2011. Había asistido con un grupo de trabajadores norteños a un boliche de Choele Choel. Pasadas las 3 fue retirado por la policía y nunca más se lo vio.

Puntualmente, sobre el delito de desaparición, el Tribunal dijo no tener la facultad para juzgarlo, asegurando que corresponde al fuero federal. La sentencia del día de hoy responde sólo al cargo de “homicidio agravado por alevosía por ser cometido por un funcionario público”.

Durante la realización del juicio falleció Guadalberto Solano, el padre de Daniel, quien se había trasladado hasta Río Negro desde Salta a poco de conocerse la noticia de la desaparición, para encabezar la búsqueda de su hijo. Tras años de lucha y de llevar adelante medidas de fuerza como la de permanecer acampando frente a la sede judicial que debía darle respuesta respecto a lo que había pasado con Daniel o realizar huelgas de hambre, su cuerpo se fue deteriorando y murió el 3 abril pasado de una afección cardíaca.

El caso Solano tiene, además de la causa principal cuyo juicio llegó a su fin, más de 20 causas conexas prácticamente paralizadas, entre las que se encuentran la de trata de personas contra los dueños de Agrocosecha, que están imputados pero continúan libres, con la quiebra fraudulenta de sus empresas explotadoras (primero Agrocosecha, que luego pasó a ser Trabajo Argentino y finalmente se transformó en Servicios Integrales al Agro). También están relacionadas las causas de otras desapariciones o crímenes impunes de trabajadores rurales, como los casos de Pedro Cabañas Cuba, Héctor Villagrán y Andrés Cuyebay.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua

No hay comentarios:

Leave a Reply