Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » "Dar testimonio es un derecho reparador"

(08/09/18 - Lesa Humanidad)-.Este jueves pasado, se llevó a cabo la 8°audiencia del Mega Juicio por delitos de lesa humanidad cometidos en Jujuy, en la sala del Tribunal Oral Federal N°1 de Jujuy. Declararon tres víctimas de la dictadura: Fausto Calapeña, Luis Víctor Escalante y Mercedes Salazar.

Antes de finalizar la instancia, el fiscal pidió al tribunal que la declaración de Ángela Córdoba en la pasada audiencia, víctima de secuestro, tormento y delitos sexuales cometidos en Tucumán, sea remitida al juzgado federal de esa provincia y mediante oficio se solicite la instrucción sobre ese hecho, ante lo cual se respondió que el tribunal resolverá oportunamente.

Fausto Calapeña contó que fue detenido el 24 de marzo de 1976 en sección Molino. Se desempeñaba como delegado del Sindicato de Obreros de Mina El Aguilar (SOMA). 

La policía se presentó en su trabajo y le informó que quedaba detenido a disposición del Poder Ejecutivo Nacional. Lo llevaron a la comisaría del Aguilar y luego tres gendarmes lo trasladaron a San Salvador de Jujuy, donde tuvo un paso fugaz por el Regimiento 20 y posteriormente quedó alojado en el penal de Gorriti. 

Allí recibió maltratos y al momento de interrogarlo, le preguntaron si tenía que ver con las brigadas rojas, si militaba en algún partido político, por el Aguilarazo y Avelino Bazán. En la cárcel, le hicieron firmar su despido de la empresa. 

Señaló a López y Arzuaga, gerentes de la mina, como responsables de confeccionar listas de personas a detener. Al momento de su liberación en septiembre de 1976, le advirtieron que no participara ni siquiera en un club de barrio.

Luis Víctor Escalante fue detenido entre la noche del 20 de julio de 1976,” Noche del Apagón”,  luego de terminar su jornada laboral en la empresa Ledesma. Declaró que mientras volvía a su casa, Virgilio Choffi le preguntó qué hacía y a dónde iba, que Cachambe trabajaba para la policía de la provincia y que ambos eran agentes de la comisaría de Calilegua. 

Esa noche la policía ingresó a su domicilio y lo llevó a la comisaría de Calilegua para luego ser trasladado a Ledesma.  Posteriormente pasó por el CCD de Guerrero, la Central y el penal de Gorriti. Lo golpearon brutalmente y le hicieron firmar papeles en blanco. 

Fue trasladado a La Plata y estuvo en Coordinación Federal. Luego de que le negaran el exilio, Bulgheroni lo fue a ver a ese lugar para decirle que estaba en libertad. Fue liberado el 9 de julio de 1978 a medianoche.

Mercedes Zalazar era militante de la Juventud Peronista, cuando supo que su ex novio, Francisco Gallardo, estaba detenido en Ledesma, se subió a un taxi que la llevó hasta la comisaría 24 de esa localidad porque quería saber de él.

Allí, fue detenida ilegalmente por el Comisario Lezcano en mayo de 1975, a quien Mercedes responsabilizó por los tormentos y delitos sexuales cometidos contra su persona. 

Al día siguiente, la trasladaron a la Comisaría Novena de San Pedro donde permaneció unos días y desde ahí, a la central de policía de San Salvador, donde la identificaron y sacaron fotos. Seguidamente, la transfirieron a la cárcel El Buen Pastor, donde estuvo hasta noviembre de 1975 cuando la llevaron hacia Gorriti. 

En el penal estuvo sola en una celda del pabellón 4 que fue un lugar que improvisaron para mujeres. La testigo víctima señaló a Singh y a Lucero como jefes de seguridad, a Mario Marcelo Gutiérrez, a Gallo y al Alférez Pérez como los que hacían las guardias por turnos en el pabellón. Contó que Singh amenazó a Sara Murad, que Ricardo Ortiz era el nexo entre el RIM 20 y el penal y que el otro hermano, Carlos Ortiz, también estuvo en el lugar. 

En 1976, la trasladaron en avión hacia Devoto (Buenos Aires) donde continuaron las torturas hasta el año 1979 cuando finalmente recuperó su libertad.

La próxima audiencia será el 20 de septiembre a las 16.00 horas y atestiguarán Eduardo Cáceres, Margarita Reales, María del Milagro Reales y Marta Reales, todas víctimas del terrorismo de estado.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua

No hay comentarios:

Leave a Reply