Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » El dueño de Electroingeniería "No se arrepiente" y dice que es un rehén de Bopnadío

(07/09/18 - Gestión Macri, Law Fare)-.Gerardo Ferreyra, el dueño de Electroingeniería contratacó a la pata judicial de Cambiemos desde la cárcel. Sostuvo que su empresa desplazó a la “vieja patria contratista” de las obras evitando sobreprecios de 50% y que es un rehén de Claudio Bonadío.

Uno de los empresarios presos por el caso de los cuadernos de Oscar Centeno (el chofer y ex militar) comenzó a utilizar una cuenta de twitter para criticar la decisión de la justicia y asegurar que no tiene intenciones de convertirse en un nuevo arrepentido de la causa que investigan el fiscal Carlos Stornelli y el juez Claudio Bonadío.

Se trata de Gerardo Ferreyra, vicepresidente de Electroingeniería y acusado por el magistrado de haber pagado coimas a ex funcionarios kirchneristas para quedarse con varias licitaciones de obras públicas.

Desde una cuenta que se conoce como @ferreyragerardo, el empresario asegura también que se encuentra de manera ilegítima en el penal bonaerense de Marcos Paz.

A modo de mensaje a la justicia y al Gobierno deja en claro que no tiene intenciones de arrepentirse, que la causa está armada para frenar sus proyectos y asegura que gracias a su empresa se pudo desplazar a la vieja patria contratisa que pretendía vender los mismos contratos con un 45% a 50% de sobreprecios.

También se autocalifica como un rehén “por haber tenido la osadía de haber cumplido durante 12 años con la responsabilidad de comenzar y concluir exitosamente con todos los proyectos energéticos que nos encomendaron”.

Todas estas frases forman parte de una carta que Ferreyra envió a través de twitter a los trabajadores de las represas patagónicas Cóndo Cliff y La Barrancosa, dos represas en la provincia de Santa Cruz que le fueron adjudicadas por el gobierno anterior bajo los nombres de Néstor Kirchner y Jorge Cepernic y que involucran inversiones por cinco mil millones de dólares.

En este proyecto, Eletroingeniería forma parte de una Unión Transitoria de Empresas (UTE) junto al holding estatal chino Gezouba y la empresa sanjuanina Hydrocuyo.

Tras la llegada de Cambiemos al Gobierno, ambas represas fueron confirmadas y se mantuvieron bajo el control de la empresa de Ferreyra, aunque con ciertos cambios y una reformulación de su presupuesto.

El grupo de origen cordobés también tiene a su cargo el desarrollo de las centrales térmicas Campana, Timbúes, la central nuclear NK Atucha II y las centrales Pilar Córdoba y Almirante Brown con las cuales Ferreyra dice haber desarrollado 3.600 kilómetros de alta tensión en 600 kilowats vinculando a todas las provincias del país al sistema interconectado nacional.

“Hemos construido un sistema de transmisión federal a través del cual las 24 provincias argentinas tienen hoy la misma calidad de servicio que la Ciudad de Buenos Aires”, agrega el empresario en el twitter que le envió al personal de su empresa.

También recuerda su paso como presidente de Transener durante 10 años y en los cuales asegura haber garantizado el abastecimiento de energía a todo el país. “Pese a no disponer de adecuadas tarifas pudimos demostrar que no necesitamos operadores de empresas extranjeras que vengan a operar nuestros recursos y luego fugar divisas”, sentencia desde la cárcel el empresario kirchnerista.

Dice además que todos sus planes fueron posibles “gracias a la competitividad y eficiencia” de Electroingeniería y el acompañamiento de sus trabajadores sin ningún día de paro durante 12 años”. De hecho, hasta sentencia que con la adjudicación de las obras para las dos represas santacruceñas “desplazamos a la vieja patria contratisa que pretendía vender los mismos contratos con un 45% a 50% de sobreprecios”.

En este sentido, acusa a la diputada Elisa Carrió de “denunciadora serial” con el objeto de paralizar las obras de su empresa.  “Hoy pretenden frenar represas encarcelándome ilegalmente y manteniéndome como rehén hasta que me arrepienta por todo lo que hicimos junto a los queridos trabajadores de Uecara, Uocra y Luz y Fuerza”, acusa Ferreyra aunque sin nombrar de manera directa a los supuestos responsables de su encarcelamiento “ilegal”.

Y bajo un subtítulo subrayado y en mayúsculas de “NO ME ARREPIENTO”, en la carta enviada vía Twitter promete volver “con la frente alta a darles un abrazo a todos los trabajadores y sus familias que mantienen el ritmo y eficiencia en sus puestos pese a los intentos de paralizar el proyecto que estamos llevando adelante gracias al apoyo de la República Popular China”.

Sostiene además que con el proyecto y la ayuda de la nación asiática “ingresan al país divisas para construir infraestructura energética, mientras los funcionarios las fugan para aumentar sus patrimonios off shore”.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua

No hay comentarios:

Leave a Reply