Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » Fotografía: Las siluetas como denuncia de la violencia del estado

(19/09/18 - Fotografía y DD HH)-.La fotografía como arte y como documentos histórico. La silueta como representación y denuncia de la violencia del Estado. A 35 años del Siluetazo, la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) inauguró una muestra con fotografías inéditas tomadas por Eduardo Gil aquel día, junto con la obra de otros destacados artistas, como Gerardo Dell’Oro y Javier del Olmo, que vuelcan en silueta las nuevas víctimas de la represión, la discriminación y el olvido. La muestra puede visitarse en el Museo de Arte y Memoria de la Comisión Provincial de la Memoria, calle 9 N 984, La Plata.

El 21 de septiembre de 1983, durante la III Marcha de la resistencia, miles de hombres, mujeres y niños ocuparon la Plaza de Mayo, pintaron y pusieron su cuerpo para bosquejar las siluetas de los desaparecidos. Las figuras se pegaron en paredes, monumentos, árboles; el siluetazo fue muchas cosas: la presencia de los desaparecidos en el espacio público, la toma política y estética de ese espacio público por parte de los manifestantes.

“El siluetazo fue un acto artístico, político y semiótico: poner el cuerpo en el lugar de los que no están”, dice el fotógrafo Eduardo Gil. Ese día, recorrió con su cámara la plaza y las inmediaciones. Algunas de esas fotografías, “Siluetas y canas” y “Dos siluetas en la curia”, recorrieron el mundo. Otras muchas nunca fueron mostradas en público, esas fotografías integran la muestra “Memoria. A 35 años del Siluetazo” que forman parte de la muestra mayor de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) “Arte y política: el uso de las siluetas en la denuncia de la violencia del Estado”.

“Había una desobediencia silenciosa y nosotros empezamos a pensar esto en el 81, como una forma de representar la magnitud física de la desaparición, como un acto de reparación”, recordó, durante la inauguración de la muestra, Guillermo Kexel, uno de los artistas plásticos detrás de esta iniciativa. Kexel, Rodolfo Aguerreberry y Julio Flores llevaron esta propuesta a las Madres de Plaza de Mayo: “Llegamos a la plaza con unas brochas, pensando cómo coordinar la actividad sin saber cómo iba a funcionar. Lo que pasó fue que la multitud nos corrió, se organizaron para hacer las siluetas; en un momento nos miramos y nos dijimos `no hacemos falta para nada´”.

Las marchas de la resistencia duraban 24 horas, a la mañana del 22 de septiembre, los manifestantes se organizaron en grupitos que salían cada uno con una madre a colgar las siluetas por toda la ciudad. La Marcha terminó con la presencia de esas siluetas erguidas en las paredes.

“Es una experiencia que excede la aptitud del artista. El siluetazo fue la memoria de lo que significó y significa ahora”, reflexionó Eduardo Gil. En esta muestra, sus fotografías de Eduardo Gil estarán acompañadas por obras de Gerardo Dell’Oro, Javier del Olmo, el Grupo de Arte Callejero, entre otras, que representan las siluetas de las nuevas víctimas de la violencia del Estado.

“Me siento hijo artístico del siluetazo y de las Madres, nos transmitieron el significado de pedagogía en la acción, en el espacio público”, contó Javier del Olmo. La muestra “Arte y política: el uso de las siluetas en la denuncia de la violencia del Estado” contiene una de sus obras, la silueta hecha con los nombres de las 1.888 personas asesinadas por las fuerzas de seguridad desde el retorno de la democracia y hasta 2005. “Hoy, lamentablemente, esa cifra hoy más que se duplica”.

Los desaparecidos, Julio López, los siete jóvenes de la masacre de Pergamino, los muertes por las fuerzas de seguridad del Estado, las víctimas de las redes de trata. “La silueta es tan potente porque con un trazo habla de muchas cosas, habla de lo que fue y de las luchas que no han terminado. En un contexto actual de graves retrocesos, los trabajadores despedidos, las mujeres víctimas de tratas, las víctimas de violencia institucional, las personas con padecimientos de salud mental son nuevas siluetas, son los números que sobran en el ajuste de cuentas del poder”, agrega Eduardo Gil.

La muestra de la CPM “Memoria. A 35 años del Siluetazo. Arte y Política: el uso de las siluetas en la denuncia de la violencia del Estado” está hecha de trazos, de ausencias, también de las luchas contra el olvido y la impunidad. En ese sentido, esta muestra no es sólo un acto de memoria que recupera el valor estético y político del Siluetazo sino también una oportunidad para pensar el presente y sus violencias y desigualdades. Una muestra para reflexionar sobre el arte y su vínculo con las demandas sociales.

Hasta noviembre la muestra estará en exposición en el Museo de Arte y Memoria de la CPM, calle 9 N 984 (La Plata), también pueden solicitarse visitas guiadas al correo museo@comisionporlamemoria.org o al teléfono (0221) 483-5590.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua

No hay comentarios:

Leave a Reply