Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » Casación debe definir sobre la histórica impunidad en el juicio de represión en Las Marias

(11/10/18 - Lesa Humanidad)-.El fiscal Federal Flavio Ferrini y el fiscal ad hoc Juan Martín  García, apelaron el fallo que dictó la absolución al militar Hector Torres Queiral en el juicio por la desaparición del trabajador yerbatero Marcelo Peralta en la estancia de su propiedad. 

“El crimen que debe ser analizado dentro del contexto del plan sistemático diseñado durante la última dictadura militar, como crimen de lesa humanidad”. 

“¿Qué tiempo tiene Casación para resolver la apelación de la fiscalía?” es la pregunta de Carlos Escobar, la misma que formula Pedro Franco, ex trabajadores de Las Marias, activistas sindicales en Gobernador Virasoro, o “Vira” como le gustaba decir a Ramón Aguirre ( que murió en el exilio en Bélgica) titular del gremio parido en la lucha de los tafeteros, conjuntamente con Escobar y Franco, entre otros trabajadores, los que antes y después del 24 de marzo del 76 padecieron  junto a sus familias la revancha de los empresarios y del Ejército.

La pregunta sobre el tiempo que se tomará Casación no tiene por ahora respuesta, empero es un  punto de partida para que sus integrantes definan sobre la histórica impunidad del Poder Judicial de Corrientes a los empresarios que reprimieron a quienes luchaban por los derechos cercenados, al borde de la esclavitud.

En el texto presentado por el Ministerio Público Fiscal, afirma  entre otros argumentos, que  “el crimen que debe ser analizado dentro del contexto del plan sistemático diseñado durante la última dictadura militar, como crimen de lesa humanidad”.

En ese sentido señalan que “en cuanto a la responsabilidad del encartado Torres Queiral, en el secuestro de Marcelo Peralta, encontramos suficientemente acreditado su responsabilidad como jefe militar del lugar como intendente e interventor militar, en función de los reglamentos militares a los que estaban sujetos, además de ser administrador y residente de la estancia  “María Aleida” de donde secuestraron a Marcelo Peralta, lo que nos llevó al convencimiento de que el hecho no hubiera ocurrido sin la colaboración del señor Torres Queiral”.

En la apelación a la impunidad dictada por el tribunal integrado Victor Alonso (presidente), Fermín Ceroline y Lucrecia Rojas de Badaró, describe que hecho fáctico “como un crimen que debe ser analizado dentro del contexto del plan sistemático diseñado durante la ultima dictadura, como crimen de lesa humanidad” agrega “apuntó a la desarticulación de la organización obrera con la eliminación de la organización gremial que imperaba en la zona de Virasoro, y la eficacia de combinar el accionar represivo de las fuerzas armadas con el aporte empresarial, para así en conjunto ejercer el poder represivo contra los trabajadores”.

Un común denominador en los juicios fabriles, varios de ellos en pañales, o a la espera que la Corte Suprema de Justicia de la Nación defina por ejemplo el recurso de queja del Ministerio Público Fiscal y los querellantes por el empresario azucarero Pedro Blaquier, entre otros. O el exhorto de la Sala II de Casación Penal de integración del Tribunal para el juicio a la empresa Mercedes Benz, no sólo la Corte sino también el Consejo de la Magistratura.

Los fiscales Ferrino y García, cuestiona el fallo por la manipulación de los testimonios con una mirada sesgada para beneficiar al militar, lo mismo que otros jueces al empresario dueño de “Las Marías” Adolfo Navajas Artaza.

Requieren a Casación Penal un nuevo pronunciamiento sin necesidad de un nuevo juicio “pues las evidencias que permitirían el dictado de nueva sentencia condenatoria no las debe adquirir inmediata el juzgador sino que puede ser valoradas a través del acta de debate, de la video filmación del juicio”, entre otros argumentos.

Una acción que implica una nueva etapa de un proceso contaminado por la militarización de las audiencias como se informó en la nota de esta agencia y que ahora genera una expectativa entre los ex trabajadores, familiares y organismos de derechos humanos y sindicales en un contexto que resume la frase “la memoria es un combate de largo aliento”.

Por Lucho Soria, ANRed

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua

No hay comentarios:

Leave a Reply