Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » MIentras tira los salarios para abajo el gobierno apadrinó aumentos de hasta el dos mil por ciento en los servicios

(25/10/18 - Gestión Macri, Tarifazos)-.El gobierno de la alianza neoliberal conservadora Cambiemos, en una reformulación de la frase emblema del menemismo "los chicos ricos que tienen tristeza" se esforzó en garantizar enormes dividendos a las pobrecitas empresas de servicios públicos que no ganan lo suficiente.

Esta política gubernamental, que no es ingenua desde ningún punto de vista (el amigo íntimo del presidente es dueño de una de las distribuidoras) ha generado una brutal transferencia de capital desde el sector asalariado hacia los detentadores del capital concentrado.

Un estudio de la UNDAv señala que Argentina es el tercer país de Sudamérica en que se destina mayor porcentaje del sueldo mínimo a pagar los servicios, lugar al que ascendió desde que gobierna Cambiemos con una suba de ese peso de 17,5 puntos en los últimos tres años. 

Pese a que desde el Gobierno intenten justificar una y otra vez que hubo que incrementar violentamente el costo los servicios públicos porque "eran prácticamente gratuitos", un estudio derribó los argumentos oficialistas: los tarifazos fueron de hasta un dos mil por ciento y la Argentina se convirtió en el tercer país de Sudamérica en que se destina mayor porcentaje del sueldo mínimo a pagar las facturas, mientras que las empresas del sector ganaron casi setecientos por ciento sólo en los últimos doce meses.




El trabajo de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAv), señala que entre 2017 y 2018 el peso de pagar tarifas sobre los salarios mínimos aumentó un 7,5% mientras que la rentabilidad de las empresas energéticas de la electricidad y el gas osciló entre un 25 y casi un 700%.




El mismo informe señala que desde inicios de 2016 se aplicaron incrementos acumulados promedio del 2.057% en gas natural, de 1491% en energía eléctrica y de casi un 1.000% en el servicio de agua potable. Mientras que en materia de transporte, hubo ajustes del 677% en peajes, 375% en el boleto del tren, 332% en colectivos de corta distancia y un 177% en subtes.

Según el texto elaborado por la casa de altos estudios , al abordar cómo evolucionó el peso de los principales servicios públicos (luz, gas de red y agua potable) sobre el salario mínimo con la administración Macri, se llega a la conclusión de que se acumula una suba de 17,2 puntos porcentuales.




Gracias a la gestión de la alianza neoliberal conservadora Cambiemos, Argentina es el país sudamericano que registró el mayor aumento de los servicios públicos comparados con el salario mínimo en los últimos tres años. 

Según el estudio, desde 2015 se pasó de una incidencia muy baja del costo tarifario, cercana al 6% del salario, a una del 23,5%, lo que generó que el país pasara del séptimo puesto al tercero en el "ranking" de ocho países de la región, sólo por detrás de Venezuela y Chile.

"En última instancia la política tarifaria, permite reducir los gastos estatales en subsidios, pero al no poner un tope en los precios que las distribuidoras determinan para los usuarios finales, implica que las ganancias en dólares de dichas compañías terminen siendo soportadas tanto por toda la cadena productiva argentina como por las familias", sostuvieron en el informe.

Es que el estudio expone que la rentabilidad de las empresas de energía eléctrica y de gas durante los últimos 12 meses fue enorme: según los balances presentados a la Comisión Nacional de Valores, Edelap tuvo ganancias interanuales de un 675%, Ecogas de un 321%. Gas Natural Fenosa de un 283%, Edenor de un 240%, Edesur de un 174% y Transportadora de Gas del Norte SA de un 24,1%.




El texto señala además que si bien desde el Poder Ejecutivo se dijo que uno de los beneficios que traería el “sinceramiento tarifario” es el de evitar el derroche energético producido por los bajos precios que pagaba el consumidor, la evolución en las cantidades demandadas tanto de energía eléctrica como gas y agua de red, evidencian que se trata de servicios inelásticos que se consumían de acuerdo con su real necesidad, ya que el consumo permanece en los mismos niveles de 2015.

Por lo que lejos de modificar el consumo energético de los hogares, los continuos tarifazos "solo han erosionado el ingreso real disponible para la compra del resto de los bienes. De esta forma, se confirma que el poder de compra de las mayorías ha sido pulverizado en una proporción mayor a la que surge del nivel general del índice de precios".

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua

No hay comentarios:

Leave a Reply