Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » Una semana con pocos testimonios en el juicio por los delitos de lesa humanidad de Monte Pelloni

(23/10/18 - Lesa Humanidad)-.En dos audiencias breves declararon tesstigos de las defensas tanto personalmente como por videoconferencia. Brindaron sus apreciaciones respecto de la personalidad de los imputados y con ello se cerró una semana con escaso tiempo de juicio. 

Llevan transcurridas 27 audiencias en lo que va del año y por primera vez el Tribunal mencionó la posibilidad de que los alegatos se realicen durante febrero de 2019. También se dio a conocer el cronograma de inspecciones oculares. La próxima audiencia será el jueves 1º de noviembre

Si la audiencia del día anterior había sido breve, la de este viernes 19 de octubre lo fue aún más. De cinco personas que iban a brindar su testimonio sólo confirmaron cuatro y finalmente asistieron dos. Ambos prestaron su declaración a través de video-conferencia desde la sede de la Cámara Federal de Apelaciones de La Plata y en menos de 20 minutos culminaron sus intervenciones. 

En la sede del Tribunal Oral Federal de Mar del Plata se encontraron presentes el doctor Juan Manuel Portela en representación del Ministerio Público Fiscal; y tres abogados de la defensa: el doctor Hernán Vidal, la doctora Ana San Martín y el doctor Manuel Bailleau. Este último es el defensor oficial de Carlos Alberto Muñoz, quien propuso los testigos de la jornada. Por su parte, el tribunal estuvo presidido por el doctor Alfredo Ruiz Paz.

Luego de unos pequeños inconvenientes en la comunicación con la Cámara de Apelaciones de La Plata y con la sede de Comodoro Py (donde se encuentra el Dr. Lemos, cuarto juez de la causa), se dio inicio a la audiencia. El primer testimonio fue el de Rómulo Ezequiel Hanlein, un hombre de 86 años que trabajaba como cartero en la ciudad de Magdalena, quien conoció a Muñoz a partir de ese trabajo. 

“Yo iba a llevar la correspondencia… Pero lo conocía porque él tenía un programa en la radio”, comentó. Más adelante el testigo dijo que sabía que Muñoz había sido militar con anterioridad. El doctor Bailleau le preguntó si había visto al imputado involucrado en algún escándalo público, en estado de ebriedad o en actitudes de maltrato o violencia, a lo que el testigo dijo que no. Finalizó describiendo a Muñoz como “una buena persona”.

El segundo testimonio fue el de Hugo César Raggio, un hombre de 63 años, también oriundo de Magdalena. Dijo que conoció a Muñoz en aquella ciudad, aproximadamente hace más de 30 años. El testigo contó que por aquellos años jugaba al fútbol y como Muñoz ejercía el rol de periodista se generó un vínculo. También dijo conocer que el imputado, con anterioridad, había ejercido su profesión militar para posteriormente negar haberlo visto en situaciones de escándalo o violencia. Lo describió como una persona “muy respetuosa y tranquila”.

Hasta ese momento eran las 10.40 hs de la mañana y los dos testigos restantes no se habían presentado en la Cámara Federal de Apelaciones de La Plata. Dada esta situación, el presidente del Tribunal decidió culminar la audiencia y el Dr. Bailleau anunció que desistía de los testigos que se habían ausentado. Los últimos testimonios propuestos por las defensas han girado alrededor de lo que se conoce comúnmente como “testigos de concepto”: proponer conocidos de los imputados que puedan opinar acerca de sus personalidades y el trato general que puedan haber tenido con ellos. Estos testimonios no describen ni contradicen los delitos que se les imputan pero buscan presentar una faceta de la personalidad que no se condeciría con el tenor de las acusaciones que se les realizan.

Carlos Alberto Muñoz era sargento en el escuadrón comando del ejército, prestando servicio entre 1975 y 1979 en el Regimiento de Caballería Tiradores Blindados II “Lanceros General Paz”. Se lo acusa de privación ilegítima de la libertad, agravada por el empleo de violencia, tormentos; y por ser las víctimas perseguidas políticas. Cumplía la función de guardia del por entonces centro clandestino de detención Monte Peloni.

De esta forma culminó una jornada más en el juicio Monte Peloni II. Llevan transcurridas 27 audiencias en lo que va del año y en esta oportunidad, por primera vez, el Tribunal mencionó la posibilidad de que los alegatos se realicen durante febrero de 2019, excepto que los testimonios propuestos retrasen las fechas.

Por otra parte, se confirmó el cronograma para las inspecciones oculares que tendrán a los jueces y a las partes recorriendo los sitios mencionados como lugares clandestinos de detención. Los días estipulados son los siguientes:

Jueves 15 de noviembre de 2018: estancia Monte Peloni, Comisaría 1ª y Regimiento de Caballería Tanques II “Lanceros General Paz”, ubicados en las localidades de Sierras Bayas y Olavarría respectivamente.

Viernes 16 de noviembre de 2018: Unidad Penal Nº 2 de Sierra Chica.

Viernes 30 de noviembre de 2018: predio rural La Huerta y Comisaría 1ª, ambos de Tandil.

Sábado 1º de diciembre de 2018: Unidad Nº 7 del Servicio Penitencio Bonaerense de Azul y la Brigada de Investigaciones de Las Flores.

La próxima audiencia será el jueves 1º de noviembre a las 13 hs en el Tribunal Oral Federal de Mar del Plata. El horario propuesto se debe a que se desarrollará durante el cuarto intermedio de otro juicio que lleva adelante el Tribunal natural de la ciudad.

Por Leandro Lora, Agencia Comunica y Radio Universidad-FACSO, ANDAR

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua

No hay comentarios:

Leave a Reply