Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » Murió el joven que fue baleado por el policía que lo confundió con un ladrón

(22/11/18 - Gatillo Fácil)-.El asesinato de Claudio Adrián Sánchez fue responsabilidad de quien efectuó el disparo, pero como sociedad se suman por miles los responsables de la muerte de este joven que cometió el terrible delito de tener una moto que se detuvo. Son los miles y miles de argentinos que en las reuniones de café, las sobremesas familiares y encuentros de todo tipo naturalizan y justifican el ajusticiamiento de personas por "robar un celular".

Todos ellos deberían hacer la prueba ahora de mirar a los ojos a la mujer de Claudio, a su pequeño hijo y a sus padres y explicarles, con la misma liviandad que celebran el asesinato de un pibe que robó una gallina que "quizás hayan exagerado" o que "en este caso no está bien" el fusilamiento de una persona.

Lo cierto es que los mensajes segregacionistas y xenófobos son hoy moneda corriente en nuestra sociedad que ve punible de muerte robar una billetera, pero que mira hacia otro lado cuando desde la máxima investidura del país se pretende birlar setenta mil millones de pesos de impuestos impagos.

El asesinato de Claudio
Todo ocurrió el martes 6 de noviembre por la noche en Tucumán. Claudio Adrián Sánchez había llevado a la empleada doméstica a la parada del colectivo y cuando estaba volviendo se le quedó la moto. Empezó a empujarla y de repente sonó la alarma.

"Salió de su casa para llevarla a la empleada a la parada del colectivo, a dos cuadras. Al volver, se le paró la moto, intentó arrancarla y se le encendió la alarma, pero la siguió empujando hasta su casa, porque estaba cerca", contó el papá de la víctima.

Un policía que salía de la verdulería, lo vio y le pidió que se detenga. El hombre no obedeció y el efectivo le disparó en el cuello. Según contó el policía identificado como Víctor Hugo Cuezz, Sánchez le había mostrado un arma y amenazó con dispararle y que por ese motivo le disparó.

El hombre estuvo internado durante una semana pero finalmente falleció este jueves. “Mi hijo no era un ladrón; era un trabajador. Trabajaba conmigo en CCC (videocable). Tenía dos hijos y una esposa. Se le quedó la moto y le dispararon”, dijo Omar Sánchez, padre del fallecido.

"Salió de su casa para llevarla a la empleada a la parada del colectivo, a dos cuadras. Al volver, se le paró la moto, intentó arrancarla y se le encendió la alarma, pero la siguió empujando hasta su casa, porque estaba cerca", había relatado Sánchez.

"Mi hijo tenía un arma que estaba registrada a su nombre por diferentes hechos de inseguridad que sufrió; el policía le pidió que se detenga y como no reconoció que era un federal porque estaba de civil, Adrián le mostró que tenía un arma, pero no disparó", contó Sánchez. "El que disparó porque mi hijo no se detuvo fue el policía", sentenció.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua

No hay comentarios:

Leave a Reply