Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » Una nieta recuperada declara en juicio contra su entregador en Mendoza

(14/11/18 - Lesa Humanidad)-.La nieta Claudia Domínguez Castro declaró en el proceso contra su entregador, el ex agente de Inteligencia Segundo Héctor Carabajal, y sus apropiadores, Julio Bozzo y Antonia Reitano.

En agosto de 2015, Claudia Domínguez Castro supo que es hija de Gladys Castro y Walter Domínguez. Pudo saber, también, que nació en cautiverio en marzo de 1978 y que sus Abuelas viven, al igual que ella, en Mendoza.

Su padrino, el ex militar y agente de inteligencia del destacamento 144 Segundo Héctor Carabajal, fue quien la entregó al matrimonio compuesto por Julio Bozzo y Antonia Reitano, quienes la anotaron como hija propia. Los tres están siendo juzgados por estos delitos.

Claudia supo tempranamente que no era hija de Bozzo y Reitano pero recién en la facultad sus dudas se hicieron más fuertes, cuando sus compañeros le preguntaban si no sería hija de desaparecidos. 

“Fue la primera vez que realmente sentí esa palabra”, explicó ante el Tribunal. Pero, reconoció: “Tenía miedo hasta de buscar información. En esos años estaban las campañas de Abuelas y yo comencé a asociar toda la información que tenía”. Cuando la contactaron desde la CONADI a raíz de diversas denuncias, aceptó voluntariamente hacerse el análisis.

En Identidad en Construcción, el programa de Abuelas que se emite por La Imposible, Claudia repasó su declaración en este nuevo juicio y las expectativas de acercarse a la verdad.

¿Cómo preparaste tu testimonio?
No preparé mucho, fue contar lo que había sido mi vida hasta el momento de enterarme. Ir resolviendo las dudas, o no resolverlas. Situaciones que se iban dando en el plano de mi “familia de crianza” que no me llevaron a hacerme un ADN de forma voluntaria pero sí a que en el momento en que me llamaran por teléfono para “invitarme” de manera voluntaria pudiera decir: “Bueno, listo, estas dudas que tuve durante toda la vida por distintos motivos tenían una lógica y un sentido”. 

A la verdad que tenía incorporada, le puedo ir agregando más señales o dando significados a partir de otras cosas que se van resolviendo, más que nada con respecto al imputado Carabajal. Tenía dudas en el aire y las terminé de ratificar el primer día de audiencias cuando se leyó su legajo. A partir de ahí ya se resolvió el 50 por ciento. El otro 50 será parte de que él pueda hablar o no.

¿Qué has podido reconstruir?
Más que nada el lugar que Carabajal ocupaba dentro del aparato represivo. Él era C3, personal civil de inteligencia, agente secreto. Cosa totalmente contraria a las que les decía a sus hijos y que a mí me llegaba. Eso se fue ratificando también con las actividades un poco turbias o raras, como siempre le llamé a las que se dedicaba pero sin saber fehacientemente cuáles eran, pero que estaban relacionadas con actividades que esta gente siguió haciendo aún en democracia. 

Por ejemplo, recuerdo que trabajaba en un grupo que acompañaba camiones que no sé qué llevaban y terminó preso en San Rafael un tiempo. Esas cosas ilícitas que uno las interpreta ahora. 

En ese momento no sabía, era militar pero estaba de civil. Ni siquiera los hijos podrían haber definido a qué se dedicaba el padre. Esas son las cosas que fui aclarando con el correr de los días luego de mi ADN positivo. Esas son las actividades que tenían clara relación con mi entrega y también con toda la impunidad posterior. De lo que recuerdo de la dictadura cívico-eclesiástica, él pertenecía a una parroquia, era catequista y ahí había muchas personas, incluyendo al abogado que ahora lo defiende. Compartíamos campamentos. 

Ahora algunos están detenidos, se comentaba que estaban ahí al cubierto. Son desilusiones. Durante muchos años pertenecí a Acción Católica, fui a misa, hice campamentos, a mi primera hija la bauticé e hice la comunión ahí. Ahora no puedo creer dónde estuve metida, había un real encubrimiento.

Sin esta complicidad habría sido imposible tu apropiación.
Claro, yo recuerdo una situación de que me presentó a uno de los curas en aquel momento, que creo que falleció, al que le dijo: “Esta es mi ahijada, de la que yo le hablé, ¿se acuerda?”. “Ah, sí”, contestó. Ahora entiendo el “ah, sí”. Él compartía la mesa familiar, traía gente que no sabíamos quién era. Eso es lo que he ido agregando y ratificando.

¿Carabajal podría llegar a tener alguna información de cuál fue el destino de tus padres?
Yo creo que sí, él debe saber desde el momento que los secuestran, al menos el destino de mi mamá hasta que me tiene. Pero generalmente, y también son sensaciones, las personas que dejaban un niño eran las que también habían participado. Éramos el botín en relación directa con ese secuestro, o con haber dado información. Digo esto porque diciembre es el mes en que secuestran a mis padres y es en ese mes que él les ofrece (a los apropiadores) por primera vez un niño que estaba a punto de nacer. Él relata que el papá había fallecido en un accidente y la mamá estaba por dar a luz pero no lo iba a cuidar.

¿Tu mamá estaba de seis meses?
Sí, de seis meses. Él me estaba reservando para que fuera entregada.

Sabía claramente dónde estaba tu mamá.
Claro, sí. No sé si eso lo podrá decir. Tenemos información de pasillo de que sus hijos están insistiendo mucho para que por favor diga la verdad. Sus hijos se están desayunando de todo esto también recién ahora. Tengo la suerte de seguir con el mismo vínculo y lazo a pesar del dolor con algunos que lo han podido entender, nos acompañamos cada uno desde su lugar. Otros no lo pueden aceptar y te suponen culpable. Uno respeta ese duelo que tienen que hacer ellos ahora.

Este juicio ayudará a comprender que hay responsables
Este juicio va a ser un antes y un después. Yo estoy abierta. Hoy cuento una historia y mañana es totalmente distinta. Uno va agregando sensaciones, verdades. Porque, por ahí, a pesar de que él no diga ciertas cosas hay otras verdades que van surgiendo en el camino, que escuchás de sus hijos o de otras personas que te van agregando información. Antes no tuviste posibilidad de hablarlas.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua

No hay comentarios:

Leave a Reply