Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » Germán Gómez: Otro crimen del Estado impune

(18/12/18 - Violencia Institucional, Gatillo Fácil)-.Desde el Colectivo Contra el Gatillo Fácil de La Plata repudiamos enérgicamente que otro crimen de Estado quede impune. Como sabemos la justicia y los medios de comunicación son los perfectos encubridores de lo que hemos denominado popularmente como “gatillo fácil”, o el fusilamiento público de pibes pobres de los barrios por agentes de las fuerzas de seguridad del Estado.

El pasado viernes el juez Humberto González del Tribunal Oral en lo Criminal Nº2 de Morón decidió sumarse a la runfla de jueces cómplices del gatillo fácil y absolvió al gendarme Felipe Villalba que asesinó de 3 disparos a Germán Gómez, de 22 años, el 30 de abril del 2016 en el barrio Parque del Sol, Merlo.

Germán era un pibe laburador, al que le gustaba estar con sus amigos y ayudaba a la vieja para construir su casa. Trabajaba en el frigorífico Ferrari y la noche del 30 de abril salió a festejar que lo habían blanqueado en el trabajo. 

En el transcurso de la noche, fue a buscar a su sobrino a otra fiesta, porque le querían pegar. Su sobrino volvió su casa solo y Germán se quedó en la vereda del lugar discutiendo con los agresores. Luego un vecino fue a buscar a Villalba, gendarme que vive en el barrio. 

El gendarme, vestido de civil y sin mediar palabras, comenzó a dispararle al grupo de jóvenes. A Germán le asestó un tiro en la cabeza y otros dos en el pecho. A Brian, hermano de Germán, le dio un tiro en la pierna. Un amigo de Germán recibió otro tiro en el codo. Fue una balacera del gendarme contra todo lo que se le cruzaba en clara puesta en práctica del protocolo Bullrich de disparar primero y preguntar después.

Ya en la instrucción de la causa se enfilaba el encubrimiento del caso, porque la UFI 4 de Morón lo caratuló como “homicidio en defensa propia y en servicio del deber”, cuando siempre que un policía mata en funciones y cuando se mete en un hecho del que no es víctima comete, como mínimo, un homicidio agravado por su carácter de agente de seguridad.

El juicio se planteó como un escenario todavía más hostil: la fiscalía, que en realidad ofició de hecho como defensa del imputado, pidió su absolución aduciendo que Villalba actuó en legítima defensa. La querella de la familia de Germán solicitó la nulidad del juicio ante la necesidad de juzgar al gendarme por un delito más grave del que se lo acusa ya que el asesinato fue perpetrado con alevosía por un miembro de las fuerzas de seguridad. Pero el planteo no fue escuchado.

Sabemos que el efecto de la impunidad es devastador para todos. Primero porque el mensaje simbólico que se da es que los uniformados pueden matar al que sea en cualquier situación, total la justicia lo avala. Pero además porque muchas veces los familiares deben cruzarse en la calle a los asesinos libres. Otras reciben amenazas de muerte de estos impunes, como le pasó a las hermanas de Germán, Emilia y Elsa, de parte del hermano de Villalba.

Por haber pasado por la experiencia de llevar a juicio a estos asesinos y tener que masticar la bronca de que los absuelvan, cada vez esperamos menos de la justicia. Abrazamos a la familia de Germán en estos momentos de dolor. Y les decimos que la lucha continúa. Porque todo lo que conseguimos exigiendo justicia fue con la lucha, y una vez que estamos movilizados no queda otra opción.

*Por Colectivo Contra el Gatillo Fácil

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua

No hay comentarios:

Leave a Reply