Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » Hallaron veinticuatro monedas y un pendiente de oro en una pequeña vasija en Israel

(11/12/18 - Arqueología)-.Un pequeño bote de bronce, que contenía 24 monedas de oro y un pendiente también de oro, es el último tesoro descubierto hace unos días en Israel, escondido entre dos piedras en el lateral de un pozo, en una casa y un vecindario antiguos de los califatos abasí y fatimí, en el Parque Nacional de Cesárea, según acaba de revelar la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA) en un comunicado. 


"Las monedas datan de finales del siglo XI y es posible relacionar el tesoro con la conquista de la ciudad por parte de los cruzados en el año 1101, uno de los acontecimientos más dramáticos en la historia medieval de la ciudad. Según las fuentes escritas contemporáneas, la mayoría de los habitantes de Cesárea fue masacrada por el ejército de Balduino I (1100-1118), el rey de Jerusalén en la época de las cruzadas. Resulta razonable asumir que el propietario del tesoro y su familia perecieron en la masacre o fueron vendidos como esclavos y, por tanto, no pudieron recuperar el oro", sostienen Peter Gendelman y Mohammed Hatar, los directores de la excavación. 


National Geographic España anunció en 2015 el hallazgo del mayor tesoro de monedas de Israel (casi 2.000 monedas de oro del califato fatimí) junto al antiguo puerto del Parque Nacional de Cesárea y, por otro lado, en febrero de 2018 anunció el descubrimiento de un mosaico romano de gran colorido en un edificio del ágora de la antigua Cesarea.

"El depósito es una combinación única de monedas no vistas hasta ahora en Israel, consistente en dos tipos de monedas: 18 dinares fatimíes, bien conocidos por excavaciones previas en Cesarea, donde eran usados como moneda local en aquel tiempo; y un grupo pequeño y extremadamente raro de 6 monedas imperiales bizantinas de oro. 

Cinco de las monedas son cóncavas y pertenecen al reinado del emperador bizantino Miguel VII Ducas (1071-1079). 


Estas monedas no circularon localmente y sugieren unos contactos, posiblemente unas relaciones comerciales, entre Cesárea y Constantinopla en aquel periodo. Una o dos de estas monedas equivalían al salario anual de un simple agricultor, por lo que quien fuera que depositó el tesoro era adinerado o estaba implicado en el comercio", afirma Robert Kool, un experto numismático de la IAA. 

"Desde su fundación hace 2.030 años, y a través de los periodos que siguieron, Cesárea ha sido una ciudad portuaria vibrante. 

Por su importancia y riqueza arquitectónica se convirtió en una de las ciudades más importantes de los imperios romano y bizantino", comenta Israel Hasson, director de la IAA.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua

No hay comentarios:

Leave a Reply