Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » La derecha salvadoreña grita fraude previendo una nueva derrota

(30/01/19 - El Salvador, *Opinión)-.Los infundados rumores de fraude electoral lanzados por la derechista Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA) encarnan hoy lo que en El Salvador llaman ''matar al chucho a tiempo''.

En buen salvadoreño, dicha expresión significa 'preparar una buena excusa para defenderse de un problema', y describe con precisión la táctica del partido que mutó del naranja al celeste, sin dejar de ser de derechas.

Con más paranoias que certezas, el partido escindido de la ultraderechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena) habla en las redes de contubernio entre sus rivales, sin presentar pruebas que avalen su temor.

Para la diputada Nidia Díaz, jefa de bancada del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), todo responde a una estrategia del candidato Nayib Bukele para justificar un eventual descalabro.

'Es parte de su victimización, pues quiere ser presidente a como dé lugar y cualquier resultado que no le favorezca lo va a descalificar y achacará a un fraude', señaló la parlamentaria en el cierre de campaña del Frente.

Firmante de los Acuerdos de Paz que en 1992 restauraron la democracia en El Salvador tras 12 años de guerra civil, Díaz señaló que Bukele desconoce las reglas electorales y la democracia plural de su país.

Por ejemplo, como cada partido en la contienda electoral, GANA cuenta con personal en las Juntas de Vigilancia y puede presentar personas en cada mesa de votación en todo el país durante el próximo domingo 3 de febrero.

De hecho, el propio Tribunal Supremo Electoral (TSE) también descartó toda posibilidad de fraude electoral en los cercanos comicios, pues el sistema salvadoreño de sufragio es uno de los más vigilados en el mundo.

Las mencionadas Junta de Vigilancia electoral, integradas por miembros de los partidos políticos legalmente inscritos, fiscalizan las acciones del TSE, y además existe una amplia presencia internacional de observadores.

Además, la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos acompaña a los garantes de que la jornada electoral transcurra sin violaciones, y cada partido puede designar a un veedor que supervise las actas electorales.

'O sea, cada partido podrá nombrar a un informático que certifique que el sistema no cuenta doble y que los resultados estaràn apegados a las actas enviadas', enfatizó Julio Olivo, magistrado presidente del TSE.

Encima, cada partido, junta de vigilancia, la Junta Electoral Departamental y la Fiscalía General de la República tendrán una copia de cada acta antes de su transmisión al centro de procesamiento.

'Así es que es bien difícil que alguien pueda hablar de fraude', concluyó Olivo, pese a lo cual muchos se hacen eco de las teorías de Bukele, a quien han recriminado su renuencia a debatir y confrontar ideas.

Hugo Martínez, candidato presidencial del FMLN, le criticó a GANA lo que definió como 'la táctica trasnochada de echarle la culpa de todo a los demás, culpar a los demás de lo que sucede, sin ser capaz de enfrentarlo'.

A su vez, el politólogo Álvaro Artiga estimó que GANA habla de fraude para justificar una eventual derrota, y si bien reconoció que el intento de trampa siempre es una posibilidad, el escrutinio la hace remota.

'¿Es cierto que le han estado obstaculizando todo o es la narrativa que él (Bukele) ha tratado de ofrecer a la ciudadanía? Es el relato de la víctima', concluyó el catedrático de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA).

Esta retórica ha sido coherente con el discurso anti-partido esgrimido por Bukele, quien empero entró a la política aupado por el prestigio del FMLN, y tras ser expulsado por indisciplinas en 2017 acabó donde siempre dijo que no acabaría: en un partido de derecha.

*Por Charly Morales Valido, Prensa Latina

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua

No hay comentarios:

Leave a Reply