Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » Aprietes, Coimas y Extorsiones, los ingredientes del nuevo escándalo del gobierno

(11/02/19 - Gestión Macri, Coimas)-.Es claro que Carlos Stornelli no es un fiscal más. Hijo de un oficial de inteligencia de la dictadura, entre otras cosas jefe del chofer que escribió las fotocopias de la causa de los cuadernos, ex jefe de seguridad de Boca Juniors durante la gestión Macri y una de las principales espadas del partido judicial en la alianza derechista Cambiemos.

Ahora bien, cualquiera de los temas mencionados en el primer párrafo justificaría que cesara en sus funciones, no obstante Horacio Verbitsky publicó una nota en su portal El cohete a la Luna donde prueba sobradamente la extorsión a su nombre de un individuo que pulula por allí diciendo pertenecer a la poderosa NCA americana, a la DEA o bien colaborar con Patricia Bullrich Luro Pueyrredón.

Esta escandalosa revelación que hubiera justificado la investigación judicial en cualquier país serio del mundo, ha pasado hasta ahora desapercibida y de hecho se intenta desprestigiar al juez que entiende en la causa iniciada por el empresario extorsionado.

Es que en la batalla sin cuartel iniciada a nivel mundial por la derecha internacional, parecen justificarse todos los medios utilizados por sus alfiles, incluso la corrupción y el uso de leyes escritas en servilletas para utilizarse en un solo caso y escritas a medida de lo que se quiere condenar.

Es que este tipo de cosas no solo pasa en Argentina, donde el Estado de derecho no existe, sino que ocurre en prácticamente todo el mundo, donde los jueces parecen haberse convertidos en verdaderos sicarios judiciales cuya única fidelidad es sacar del juego político a los dirigentes que molesten al poder central, como ocurrió en Brasil donde Lula fue condenado a más de diez años de prisión porque el juez, hoy ministro del ultraderechista Bolsonaro, tenía la certeza, aunque ninguna prueba, de que era culpable.

Pero el caso no se limita a una extorsión, sino que Marcelo D'Alessio, el extorsionador en cuestión, que además es sobrino de Carlos Marcelo D’Alessio, el escribano general de gobierno, hombre de íntima confianza de Mauricio Macri, al igual que Stornelli, que padece de una severa diarrea verbal, se explayó sobre la participación de su tío en la causa de los cuadernos; de como funciona la red de corrupción del propio Stornelli y muchos temas más.

Curiosamente, o no, los mismos medios que dicen no tolerar la corrupción nunca probada de ex funcionarios de la anterior gestión ya han comenzado a dar generosas y suaves entrevistas a Stornelli y al propio D'Alessio para que digan que no es cierto todo lo que la investigación de Verbitsky probó con audios, videos, capturas de conversaciones por whatsapp y grabaciones de todo tipo.


Verbitsky expuso un audio donde Etchebest le pregunta a D´Alessio como se originó la causa de los cuadernos que desencandenó en empresarios "arrepentidos" para comprar su libertad. Ahí le cuenta que la digitalización de los cuadernos que el expolicía Jorge Bacigalupo le entregó al diario La Nación fue realizada por un escribano que designó su tío, el escribano general del Gobierno de Macri.

En otro momento de la grabación D´Alessio le dice que su gestión "será gratis" pero que resulta "imprescindible una atención con Carlos", en mención al fiscal Stornelli. Luego le deja bien en claro que la alternativa, en caso de no dar "la atención" es el allanamiento y la detención. Supuestamente el dinero era para que el fiscal pueda comprar una casa en Pinamar que pertenecer a Héctor Colella, a quien Alfredo Yabrán le dejó todos sus bienes.

El prontuario de D'Alessio
D'Alessio paseando con Stornelli en Pinamar
Marcelo D´Alessio es argentino pero tiene ciudadanía estadounidense, en su diálogo con Etchebest le cuenta que en 2013 ingresó en Enarsa infiltrado por  la National Security Agency (la todopoderosa NSA de Estados Unidos), para informar de las transferencias de dinero desde el Banco Macro hacia Panamá para el valijero Antonini Wilson. 

Ahora el mencionado colaborador de Stornelli se presenta como miembro de la DEA estadounidense y colaborador del Ministerio de Seguridad de Patricia Bullrich desde hace un año y medio.

Además según expone la investigación de "El Cohete a la Luna", D´Alessio se atribuye haber trabajado codo a codo con Stornelli y el juez Claudio Bonadío, en una suite del hotel Four Seasons “alquilada por Bonadío a nombre de un Mister Nadie, para lograr la detención de Julio De Vido y Roberto Baratta”, y haber sido el informante de Daniel Santoro sobre la causa de los encuadernados.

En uno de los mensajes, D´Alessio le dice a Etchebest: "No vas a tener ningún daño, salvo económico, porque Stornelli no es bueno. Es un tipo que te va a cortar boleto. No soy ningún pelotudo y vos tampoco sos un pelotudo. Tampoco nadie es tan bueno. Pero el tipo te podría haber costado 6 años de meterte adentro, terminar la vida por la puerta de atrás, cagar a tu hijo".

Luego le repasa el expediente y los oficios tramitados por medio de Cancillería, y le cuenta que Campillo se había ofrecido a colaborar como arrepentido y a dar detalles. Es entonces que le sugiere a Etchebest una forma de venganza que es denunciarlo por otros tres delitos que harían caer el arrepentimiento del expresidente de la ONCA.

D'Alessio hace cuentas y le dice que “si a vos te cuesta 400, al tipo le va a costar un palo dos. Acá el negocio no es que vos pierdas 400 sino que ganes 800, y ahí si yo quiero ir en el negocio con vos”. Le pide “el 20% de lo que recuperemos” y lo insta a buscar información sobre Campillo. “Rompió él los códigos. No los rompiste vos”. También explicita sus principios: “Me importa tres carajos la realidad. Lo que me importa es la percepción de la realidad”. Si es verdad, alguien le dio letra y son “nuestros conocidos comunes de la SIDE”, gente “que manejó la provincia de Buenos Aires”, dice.

Entonces D´Alessio sigue comentando como procedió "la Justicia" para recaudar dinero de los arrepentidos. "A Eurnekian le sacaron 600.000 dólares para no allanarle la casa, y a las dos horas se la allanaron. A otro empresario le sacaron un millón y medio de dólares, le dijeron que no iba a pasar nada. Lo metieron en cana. A Paolo Rocca le sacaron 2,6 millones e igual quedó procesado".

El 8 de enero de este año viajaron juntos a Pinamar, allí mencionó al intendente de Salta y ex compañero de fórmula de Massa Gustavo Sáez como "el recaudador de Stornelli". Luego se dirigieron al balneario CR donde el ex jefe de seguridad de Boca Juniors estaba vacacionando. En ese lugar tomaba un café con Sáez, D´Alessio se sumó a la mesa y después de hacerlo esperar cuatro horas pudo acercarse Etchebest.

En otro tramo Horacio Verbitsky detalla precisamente como fue el apriete de D´Alessio para que Etchebest se apure a sacar el dinero del plazo fijo que vencía en marzo y pague los primeros 100 mil dólares del arreglo que sellaron en Pinamar. Después de mostrar los diálogos extorsivos donde D´Alessio lo amenazaba con que Stornelli lo iba a meter preso "y tirar en un pabellón de violadores", le dice que el fiscal estaba muy enojado porque tuvo que pagar una multa de 10 mil dólares por la compra de la casa del amigo de Yabrán.

Es entonces que el empresario se ofreció a cubrirlos. Pero antes llevó los billetes a una escribanía, donde tomaron nota de su numeración. Además, filmó a D´Alessio en el momento en que recibe los billetes.

El desarrollo de la causa
El lunes 28 de enero, el abogado de Etchebest presentó la denuncia ante el juzgado federal con jurisdicción sobre Pinamar, con los audios, las filmaciones, las capturas de pantalla y las fotos. 

A partir de allí el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, ordenó secuestrar celulares y computadoras, pidió imágenes de cámaras de seguridad e intervenir teléfonos. Etchebest siguió dilatando el pago, y D’Alessio lo intimó cada vez en forma más directa.

El 5 de febrero habían hecho nueva cita para que Etchebest entregara 300.000 dólares, pero el productor rural una vez más dilató el pago. D’Alessio se quejó de que había llegado a la cita con dos custodios de Stornelli, que trasladarían el dinero. “Te llevo a lo del jefe, que deje ahí, no sé, ya está”. Es decir, que lo deje detenido. También reitera que retirarán el dinero los policías de la custodia de Stornelli.

Etchebest logró un día más de libertad dándoles cita en una financiera. D’Alessio se tranquilizó cuando le pidieron el nombre y los documentos de los custodios para que pudieran entrar. 

El miércoles 6, el juez federal de Lomas de Zamora, que recibió el exhorto de Ramos Padilla, allanó el domicilio de D’Alessio. Etchebest ya había salido del país. 

El jueves 7, D’Alessio y los custodios de Stornelli debían llegar a la financiera para cobrar el fruto de la extorsión, pero alertados por el procedimiento del día anterior se evaporaron.


Antes de que se publique esta contundente investigación, la diputada y aliada de Mauricio Macri, Elisa Carrió salió a denunciar que iban a "operar a Stornelli" y que se trataba de una denuncia de La Cámpora. 

Los hechos de corrupción, extorsión, operativa mediática y accionar mafioso rompen cualquier teoría que la ex funcionaria judicial de la dictadura cívico militar quiera esbozar, aunque seguramente contará con todas las tribunas habituales para clamar la inocencia de Stornelli. 

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua

No hay comentarios:

Leave a Reply