Select Menu

Municipios

Latinoamerica

Sociedad

.

.

Argentina

Deportes

Internacionales

Cultura y Educación

» » La querella de Abuelas pidió quince años para el entregador de la nieta Claudia Domínguez

(13/02/19 - Lesa Humanidad)-.Se realizó el alegato de la querella de Abuelas en el juicio por la apropiación de la nieta recuperada 117. También se pidió 6 años para la pareja que la adoptó ilegalmente y la crió.

Este viernes se realizó el alegato de Abuelas de Plaza de Mayo en el juicio por la apropiación de Claudia Domínguez Castro donde están imputados el entregador de la nieta recuperada 117, el militar Segundo Héctor Carabajal, y los apropiadores, Julio Humberto Bozzo y Antonia Clementina Reitano.

Durante la audiencia que tuvo lugar en los Tribunales Federales de Mendoza, la querella a cargo de Abuelas solicitó 15 años de prisión, la pena máxima, para Segundo Héctor Carabajal, militar entregador de Claudia, la nieta de la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo en Mendoza, María Domínguez.

Mientras que se pidió 6 años para Julio Humberto Bozzo y Antonia Clementina, la pareja que la adoptó ilegalmente y la crió. Según señaló Pablo Salinas, representante de Abuelas en el juicio, se solicitó esa pena para el matrimonio por no pertenecer al aparato represivo.

Se fijó una nueva audiencia para el 21 de febrero, cuando alegará la defensa.

El alegato
La abogada Viviana Beigel, abogada querellante por Abuelas, indicó que los imputados Bozzo y Reitano "reconocieron que recibieron una niña del militar Carabajal y que construyeron una historia sobre su origen".

Sostuvo que "Héctor Carabajal es el principal responsable del delito de apropiación de Claudia Domínguez Castro (...) Todos lo señalan como quien entregó a Claudia, además de ser nombrado como padrino, algo que se repite en otros casos de apropiación".

La letrada hizo referencia a que Claudia quiere saber cuándo nació, dónde nació y qué le hicieron a sus padres. Los abogados están convencidos que Carabajal sabe del destino de la mamá de Gladys Castro.

Por su parte, Pablo Salinas hizo hincapié en que el plan criminal del terrorismo de Estado incluía el plan de apropiación de menores.

"Si no entendemos que el plan criminal del terrorismo incluía el plan sistemático de apropiación, no vamos a poder encontrar a los nietos que faltan", dijo.

El caso
Gladys Castro y Walter Domínguez eran mendocinos y militantes del Partido Comunista Marxista Leninista. El 9 de diciembre de 1977, la pareja fue secuestrada en su casa de Godoy Cruz. Gladys estaba embarazada de seis meses. Su hija nació en cautiverio en marzo de 1978.

Las familias Castro y Domínguez comenzaron rápidamente la búsqueda y se acercaron a Abuelas. A partir de la investigación de una denuncia anónima que recibió el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos de Mendoza, la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad dio con una joven que podía ser hija de desaparecidos. Claudia sabía que no era hija de quienes la criaron pero no se había acercado a averiguar su origen. Sin embargo, aceptó realizarse voluntariamente el análisis genético y, el 27 de agosto de 2015, recuperó su identidad.

Había sido anotada como hija propia por Bozzo y Reitano, a quienes había sido entregada por Carabajal junto con documentación falsa para inscribirla. Carabajal prestó servicios en el Destacamento de Inteligencia 144 del Ejército y tuvo participación en todo el proceso que culminó con la apropiación de Claudia.

Fuente: Abuelas de Plaza de Mayo

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Previo
Entrada antigua

No hay comentarios:

Leave a Reply