Últimas novedades

La mentira de las 54 escuelas nuevas de Larreta

(29/09/19 - CABA, Por Sabrina Roth)-.Horacio Rodríguez Larreta arrancó con todo la campaña para intentar retener el último bastión del PRO. En uno de sus recientes spots electorales asegura que abrió una escuela por mes en la Ciudad de Buenos Aires. 

Sin embargo, un informe elaborado por Secretaría de Condiciones y Medio Ambiente de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) lo desmiente: de las 54 anunciadas solo se construirán 37 y al momento se entregaron 5 en condiciones, 20 no tienen el final de obra y 12 no se terminaron de construir. 

Además, aclaran que el gobierno suma como nuevas escuelas la mudanza de establecimientos y que hay casos en las que son jardines que tienen apenas tres aulas. El problema de las vacantes. El pedido de información de la justicia.

En su último spot de campaña, recién estrenado, Horacio Rodríguez Larreta asegura estar preocupado por “la educación de nuestros hijos” y sostiene que abrieron una escuela por mes. Sin embargo, un informe elaborado por la Secretaría de Condiciones y Medio Ambiente de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) revela que del plan original de 54 escuelas que promocionaron con bombos y platillos a inicios de la gestión, solo se construirá un total de 37 edificios. Al día de hoy sólo se entregaron 5 en condiciones; 20 de ellas no tienen todavía el final de obra y se inauguraron con problemas de mediana o alta gravedad –sin luz, sin gas, con obreros trabajando en horarios de clase– y 12 aún ni siquiera se terminaron de construir. 

En una inspección realizada estos últimos días en la escuela del Polo Mugica identificaron que las cocinas no tienen las válvulas de seguridad. “Si un día queda una llave de gas abierta, podría ocurrir una tragedia”, aseguran los docentes de esa institución. A la Escuela de Arte Rogelio Yrurtia le entregaron un edificio nuevo, pero 20 de las 40 aulas están con fajas del Ministerio de Educación que los tiene reservados para el traslado de parte de otra escuela que está a ocho kilómetros del lugar y no quiere mudarse. Un fallo judicial ordenó que el Yrurtia pueda utilizar todos los espacios, pero el gobierno apeló y los docentes deben dictar talleres en los pasillos. El Jefe de Gobierno asegura estar orgulloso de lo que están haciendo en la ciudad. Sin embargo, en esa misma escuela colocaron las estufas debajo de las bachas que se utilizan con ácido para los trabajos de grabado.

En diálogo con Nuestras Voces, Alejandra Bonato, responsable del área que elaboró el informe de UTE explicó: “Como primera medida deberíamos hacer una diferenciación entre un edificio nuevo y una escuela nueva. Para aclarar, una escuela nueva amplía matrícula, educa a más estudiantes, comienza a solucionar el conflicto de la falta de vacantes, genera nuevos puestos de trabajo para docentes y auxiliares de la educación. Lo antedicho no es lo que sucede si uno empieza a romper la telaraña de la campaña electoral”. Del total de escuelas, sólo 23 son nuevas, y 31 son mudanzas de establecimientos.

Del esas 54 escuelas, 31 son de nivel inicial. Un dato a tener en cuenta es la cantidad de aulas que tienen las tan promocionadas “nuevas escuelas”. El Jardín Integral 3 de la comuna 12, sólo tiene tres aulas; el Jardín Integral 5, de la comuna 15, tiene cuatro. El Jardín Integral 9, ubicado en la comuna 8, no es nuevo, aunque lo hagan figurar como tal, sino que es un traslado. Tiene cuatro aulas y una quinta que es una biblioteca que fue adaptada como sala, pero quedó con una columna en el medio. El caso del el Jardín Integral 14, de la comuna 4, es digno de destacar. Funcionaban como anexo de otro jardín dos salas en el edificio de un club. Lo que hizo el gobierno fue ampliar el acondicionamiento del lugar y construyeron otras seis salas. Pero ni siquiera es un nuevo edificio. Engrosa la lista de las nuevas instituciones creadas por Larreta. Los habitantes del Polo Lugano Villa 20, fueron beneficiados con seis aulas en el Jardín de Infantes Común (JIC) 15. Sin embargo, explicó Lorena Di Vita, delegada de UTE, “el proyecto original que se elaboró durante la gestión de Aníbal Ibarra, preveía una escuela infantil para niños de 45 días a 5 años. Cuando la gestión de Mauricio Macri retomó el proyecto en 2010, inauguraron ocho salas en total para niños de 2, 3, 4 y 5 años. Es la Escuela Infantil (EI) 8. En 2018, en el sector que se debería haber hecho el maternal inauguraron el JIC 15 con salas de entre 3 y 5 años, pero las salas de 3 siguen funcionando en la parte vieja, es decir en la EI 8. Los dos edificios están conectados internamente. Lo inauguraron con un nombre nuevo, no se respetó el proyecto original y no hicieron el comedor. En definitiva, fue una ampliación, funcionan en la práctica en el nuevo jardín 4 salas de 27 chicos cada una para niños de 4 y 5 años, pero lo publican como un jardín nuevo. Está gestión se dedicó a romper con la unidad pedagógica de las escuelas infantiles tal como fueron creadas en sus inicios por Hebe San Martín de Duprat. La franja etárea de 45 días a 2 años la concentraron en los Centros de Primera Infancia, que no pertenecen a Educación sino a Desarrollo Social, con profesionales que no son en todos los casos docentes, cercenando el derecho social a la educación de esxs niñxs. Además en los CPI todos deben facturar como monotributistas, con lo cual se precariza también el trabajo”.

A la Primaria Jorge Newbery “la publicaron como una nueva escuela, pero sólo fue un traslado. Las aulas estaban debajo de las gradas del autódromo y construyeron un nuevo edificio. En total sólo se incorporaron 70 vacantes pero porque las salas son un poco más grandes y en lugar de 20 chicos en cada aula ahora hay alrededor de 30, pero con los mismos docentes. Y si bien el edificio es nuevo, en la otra escuela los chicos tenían grandes espacios verdes. Tenían dos canchas en las que jugaban al fútbol y ahora no las tienen. Eso no es algo gravísimo, en relación a otras cosas que suceden, pero sí atenta contra el derecho a jugar de los chicos”, explicó a este medio Sandra Sandrini, docente y referente de UTE en la Villa 20.

La mentira de las vacantes
“El Distrito 21 es una de las zonas más vulneradas, con mayor demanda de vacantes insatisfechas y con menos escuelas en toda la ciudad”, dijo y agregó: “De las escuelas primarias que hay en el Polo de Villa 20, una es de jornada simple y la de jornada completa, que es una de las escuelas nuevas, solo tiene siete cursos, uno por año y fue construida en el lugar en el que según los planos originales debían realizar el comedor y la cocina”. En relación a las vacantes, explicó que no tienen datos oficiales respecto a la cantidad de personas que no consiguieron lugar. “Hay muchos casos en los que por ejemplo a una familia con tres hijos que vive en Lugano a través del sistema de inscripción online le dan a cada chico un lugar en una escuela diferente. A uno en Palermo, a otro en Flores y a otro en Congreso. Figura que les asignaron la vacante a todos aunque no puedan enviar a cada chico a un colegio diferente. En la práctica es una forma vedada de obligarlos a la deserción, porque muchos no pueden ni pagar el pasaje o no pueden mandar a un nene de primer grado solo en el colectivo. En definitiva, les niegan el derecho social a la educación. No sobran pibes, faltan escuelas”.

La falta de información respecto a las vacantes que las “nuevas escuelas” de Larreta no llegan a cubrir según denuncian padres y docentes, fue objeto de un fallo judicial del 16 de julio de este año. La jueza Elena Liberatori dio lugar a un amparo presentado por el legislador Patricio del Corro y ordenó al gobierno de la Ciudad adoptar las medidas necesarias para  asegurar y garantizar el acceso a la educación primaria y secundaria en los distritos escolares 1, 5, 19, 20 y 21; a que informe cuáles son las 54 escuelas nuevas construidas por esta gestión (2016/2019), mencionando en su caso si es obra nueva, obras de mantenimiento, ampliación, mudanza, etc., fecha de comienzo de la obra y fecha de finalización, tipo de nivel del centro educativo (inicial, jardín, primaria, secundaria, etc.), cantidad de vacantes que ofrece cada nuevo centro educativo, domicilio y Distrito Escolar al que pertenece, y que dicha información sea publicada en la página oficial del GCBA y actualizada permanentemente y publicar en su página web toda la información relativa a la cantidad de vacantes disponibles por Distrito Escolar actualizada en tiempo real, entre otras medidas. Al día de hoy, los datos de cantidad de vacantes que se van a generar sigue el mismo tono publicitario que tiene el resto de las obras anunciadas. Sostiene el gobierno que generarán más de 9.000 vacantes: 3.893 de nivel inicial, 3.127 de nivel primario y 2.060 de nivel secundario.

En su fallo, además, Liberatori criticó duramente al retaceo de información por parte del gobierno. “He dispuesto en reiteradas oportunidades que el Ministerio de Educación informara acerca de la cantidad de vacantes ofertadas en las escuelas públicas, la cantidad de estudiantes en lista de espera y la cantidad de estudiantes por aula. No obstante, las respuestas arrimadas a la causa consisten en documentos que contienen información parcial, incompleta, no detallada, ni explicada, existiendo también otros pedidos de informes que nunca fueron respondidos (por ejemplo, el notificado a fs. 833/836 el 4 de julio 2018). Esta conducta procesal de obrar cansino, omiso, renuente, pertinaz del Ministerio de Educación que no respetó ningún criterio lógico y de orden a la hora de responder a las puntuales requisitorias de este Juzgado referidas en torno a ejes tales como “cuánto”, “cuándo” y “dónde”, dificultaron en todo momento y de modo evidente la tarea de este tribunal y también el derecho de la parte actora a fin de acceder a una información pública”.

En relación al estado en el que fueron entregados, el informe elaborado por la UTE sostuvo que “el 80% de los edificios escolares inaugurados no cumple con la normativa. Fueron habilitados a funcionar poniendo en riesgo a la comunidad educativa”.

Walter Larrea, docente en el Polo Mugica, relató que se mudaron a la nueva escuela en marzo. “Técnicamente no tiene final de obra. La semana pasada vinieron de la Defensoría del Pueblo y detectaron que hay un tema de riesgo. Las cocinas no tienen las válvulas de seguridad, que es una cuestión básica. Querían mostrar la escuela terminada por cuestiones electorales y los propios trabajadores nos dijeron que los hicieron trabajar rápido para llegar con los tiempos, algo similar a lo que pasó ahora en Ezeiza, aunque con la diferencia que no tuvimos que lamentar una tragedia”, sostuvo. “La semana pasada repusieron los picaportes, que fue una de las primeras cosas que se rompieron. Teníamos que abrir las puertas con tijeras u otros elementos. Un día, cuando por suerte estábamos con los chicos fuera del aula reclamando por el tema de las viandas escolares, se cayó una parte del techo. Los tubos de la caldera no estaban bien sellados, se fue humedeciendo el durlock hasta que se cayó. Cuando llueve se filtra agua tanto en el pasillo como en algunas aulas. El gimnasio no tenía las protecciones necesarias. Es una escuela de tres pisos, cerca del río y no tiene pararrayos. Si la ves por fuera es re linda, tiene ventanales grandes, es luminosa, pero cuando ves la calidad, la cosa cambia”, aseguró.

El día que la ciudad bailó contra Larreta
Como si los problemas no fueran suficientes, los docentes denunciaron que alrededor del perímetro del Polo Educativo en agosto desde Comodoro Py colocaron un alambrado para que los jueces pudieran usar la calle como estacionamiento privado. A raíz de esta situación, desde entonces no pueden llegar al centro educativo ni los micros escolares, ni ambulancias ni camiones de bomberos si tuvieran que hacerlo poniendo en riesgo a la comunidad escolar. Eduardo López, titular de UTE, difundió un video a través del cual se muestra a niños de jardín de infantes que deben caminar bajo la lluvia 200 metros para ingresar al lugar de estudio debido a esta decisión arbitraria que tomaron quienes deben impartir justicia. Este viernes, el Ministerio Público de la Defensa ordenó a la ministra de Educación que informe las medidas y/o gestiones adoptadas con el área responsable de Comodoro Py para que remuevan el vallado y liberen la entrada a las instituciones; que indique los planes de evacuación y contingencia en caso de emergencia ya que las calles de acceso al Polo, Letonia y Alberto Motz se encuentran cerradas; y especifique, entre otros datos, cuántas personas acompañan a los niños desde que descienden del micro hasta la puerta de la Institución. Desde UTE aseguraron que “si el Gobierno no da respuesta a este pedido realizaremos junto a la comunidad educativa  y organizaciones del Polo Mugica una actividad de denuncia en la puerta del estacionamiento de los jueces, el próximo miércoles 2 de octubre a las 8:30, para exigir el cumplimiento efectivo de la remoción del enrejado porque el derecho social a la educación debe estar por encima de un privilegio para los jueces”.

La Escuela Papa Francisco, fue inaugurada en marzo de este año, también sin final de obra. A pesar que tiene cuatro pisos con la terraza incluida, el único ascensor de la escuela aún no cuenta con habilitación. Pero más grave aún es que, según denunciaron desde la propia comunidad educativa, no tiene salida de emergencia. “Sólo hay una escalera interna. No hay forma de que acceda una ambulancia si llega a ser necesario y a pesar que se inauguró hace pocos meses, en las paredes ya se empiezan a ver rajaduras”, relató una madre que pidió reserva de identidad.

Otro caso emblemático es el de la Escuela de Arte Rogelio Yrurtia. Mariano Fernández, ex alumno e integrante de la comunidad, reclamó que a pesar que no llegan a atender la demanda actual, el Ministerio de Educación le prohíbe usar 20 de las 40 aulas del edificio, que están construidas, pero están fajadas para impedir el ingreso.

“La Escuela de Cerámica I está en Boedo. Tiene problemas de habiltabilidad porque los espacios son insuficientes. Al lado tienen un edificio que está en desuso hace muchos años. La comunidad educativa reclama que el gobierno expropie o compre ese edificio, incluso hay un proyecto presentado por Victoria Montenegro en la legislatura porteña. Necesitan ampliar el espacio porque año a año quedan un montón de pibes afuera porque es la única escuela artística que tienen en esa comuna. Sin embargo, el gobierno pretende trasladar una parte del Cerámica al nuevo edificio del Yrurtia. Pero quedan a 8 kilómetros de distancia uno de otro. Eso generó todo un conflicto desde el alumnado, docentes, padres y madres de la escuela. Después de muchos meses de lucha y de instancias judiciales por ahora está suspendido el traslado”, contó Fernández.

Compartir:

Publicar un comentario

 
Copyright © Nuevo Reporte Sur.