Últimas novedades

¡4 PALOS!

(01/09/19 - Editorial, *Por Hugo Delgado)-.¡Si! Así.
¡4 PALOS! 
Medio a los gritos, producto del asombro, saldría la expresión que grafica la diferencia entre Los Fernández y el dúo Macri-Pichetto.
Pero... ¿es para asombrarse?
¿Es ilógica la diferencia de algo más de cuatro millones de votos entre la dupla del 'partido del hambre' y las del 'partido de los repartidores de panes'?
Si, ya se, es una lectura muy ligera, superficial, pero... insisto, y discúlpeme la repregunta en estos tiempos de 'periodismo' militante de uno y otro lado ¿es ilógico?
Alguna vez el Pueblo, ese que se escribe con mayúscula, el que un mayo en el comienzo de la historia preguntó de que se trataba, tenía que cansarse.
Dicen, los que no entienden nada, que el Pueblo argentino es manso.
Permítanme disentir.
Este Pueblo argentino es cualquier cosa menos manso y paga con sangre, como todos los pueblos, cada pequeña o gran victoria contra el capital que oprime, explota o esclaviza según según los usos y costumbres de época.
Lo demostró en la plaza bombardeada por los padres de la Libertadora (los que quitaron a la fragata su nombre, Eva Perón, por partidario, y le pusieron el de su dictadura 'Libertad', porque en Argentina una dictadura pretendió ser libertadora), lo demostró asesinando al obrero en aquella misma plaza, años después, en lo que fue el tiro de gracia a la dictadura cívico miliar genocida y también en el diciembre delarruista de la primer alianza.
¡Este Pueblo argentino tiene Pelotas! dirían en el barrio, y no le pifiarían.
Y enfrente la derecha.
Enfrente el partido del sentido común. ¿Porque qué es más común que la injusticia en una sociedad capitalista? se preguntaría alguna vez Álvaro García Linera en el Aula Magna de la Universidad de Lanús? Ese partido asesino del fraude y el antipatria tan bien retratado por aquella juventud radical del '83 que hoy, en su senectud es parte.
Y el Pueblo argentino va. 
Como van siempre los Pueblos que alumbran su destino.
Sin asesores que diseñen su campaña ni grandes medios detrás; sin odios ni revanchismos ("las mayorías no odian... son mayorías" escribió alguna vez don Arturo, odian las minorías que necesitan el odio para justificar la barbarie que engendran en su sangrienta ruta al poder) el Pueblo argentino va.
Como siempre fue desde el comienzo de los tiempos, sus tiempos, porque a falta de nombres y blasones ya era este mismo Pueblo argentino el de Las Invasiones Inglesas, ¿o es que acaso un nombre y una bandera definen a un pueblo? ¡créanme que no! aunque si, pero no, pese a todo es más profundo.
¡4 PALOS!
¡La puta que vale la pena estar vivo! gritaba Héctor Alterio en Caballos Salvajes y creame que si.
No hubo vuelta en el obelisco en el festejo... no hubo euforia... es que enfrente están ellos, los del Fraude Patriótico, los de La Libertadora, los del Proceso; como la funcionaria judicial de la dictadura cívico militar María Elisa Avelina Carrió, la que ya dijo que "de la Casa Rosada me sacan con los pies para adelante" aunque la historia nos enseñó hasta el hartazgo que los que siempre salen con los pies para adelante son Pueblo y esta vuelta la hazaña que busca ese Pueblo mío, mío por parte, no por propiedad, es no pagar con sangre.
Lo cierto es que el escrutinio final de las PASO, el definitivo, estiró un poco más la diferencia y Los Fernández quedaron a menos de medio centésimo de la mitad más uno de los votos que cualquier fórmula necesita para ganar en primera vuelta, saque la cantidad de votos que saque la fórmula rival que obtenga el segundo lugar. 
¡Cuatro millones de votos de diferencia!
De nada le sirvieron al gobierno de Alianza Neoliberal Conservadora Cambiemos los miles de millones de dólares prestados por el Fondo Usurario Internacional; ni el fenomenal blindaje del monopolio mediático a su servicio; ni las Fake News; ni el uso de la Law Fare para demonizar a la oposición como corrupta; ni el medio centenar de pres@s Polític@s con que intentó disciplinar; ni el asesinato y posterior desaparición de Santiago Maldonado; ni las brutales represiones a los reclamos populares...
¡4 PALOS! y creciendo.
De nada sirven los discursos histéricos del presidente, ni las amenazas de sus laderos, ni los violentos correctivos económicos gobierno del "hambre cero".
¡Se acabaron los versos!
El once de agosto se expresó el soberano y lo hizo de manera contundente.

¡4 PALOS!
No puedo ocultarles al terminar de escribir estas líneas que lo hago con una sonrisa en la cara. Porque es cierto que ya se sabía del triunfo popular, y también es cierto que se sabía que era por paliza, pero... 
¡4 PALOS!
¡La puta que vale la pena esta vivo!

*Director de Diario Reporte Sur

Compartir:

Publicar un comentario

 
Copyright © Nuevo Reporte Sur.