Últimas novedades

Un ataque yemení redujo a la mitad la producción de crudo saudí y generó conmoción en el mercado petrolero

(16/09/19 - Conflicto Yemení)-.Finalmente, luego de años de constante agresión saudí y decenas de víctimas civiles ante la pasividad de la opinión pública mundial, la resistencia yemení pasó a la ofensiva y en un golpe de mano produjo impactos en diecinueve zonas de extracción petrolera del país agresor.
    
Arabia Saudí ha reconocido que el ataque con aviones no tripulados (drones) de las fuerzas yemeníes ha reducido hasta la mitad su producción del petróleo.

La certera ofensiva con drones de las tropas yemení “llevó a la suspensión temporal de la producción en las instalaciones de Abqaiq y Jurais”, ha admitido el ministro saudí de Energía, el príncipe Abdulaziz bin Salman, en un comunicado publicado por la agencia de prensa Saudi Press Agency.

El ataque de represalia yemení ha interrumpido la producción de 5,7 millones de barriles de petróleo saudí, una cifra que equivale a casi el 50 % de la producción total de la compañía petrolera saudí Aramco, ha añadido el ministro saudí.

Bin Salman ha asegurado que parte de la reducción se compensará mediante la extracción de las reservas de petróleo de Aramco.

El ministro ha explicado, asimismo, que los bombardeos yemeníes han reducido la producción de gas asociado al petróleo a 2000 millones metros cúbicos por día, utilizado para producir 700 mil barriles de líquidos de gas natural, lo que reducirá el suministro de líquidos de etano y gas natural hasta aproximadamente (50 %).

El ataque con drones de las tropas yemení llevó a la suspensión temporal de la producción en las instalaciones de Abqaiq y Jurais”, ha admitido el ministro saudí de Energía, el príncipe Abdulaziz bin Salman, en un comunicado publicado por la agencia de prensa Saudi Press Agency.

Tras esta contundente operación, las autoridades saudíes han reforzado la seguridad en torno a los dos sitios atacados, e impiden a los periodistas acercarse.

La instalación de Abqaiq, a 60 kilómetros al suroeste de la ciudad Dahran, principal sede del gigante petrolero, alberga la mayor planta de tratamiento de petróleo de Aramco. Jurais, a 250 kilómetros de Dahran, es uno de los principales campos petroleros de la empresa.

El Ejército yemení y los combatientes de Ansarolá, que gozan de tecnología punta en la fabricación de aviones no tripulados y misiles balísticos, han realizado durante los últimos meses decenas de ataques de represalia contra el régimen saudí y sus aliados, y han destruido gran cantidad de objetivos militares y centros estratégicos saudíes.

Las violentas agresiones saudíes contra Yemen, en muchas ocasiones perpetradas con aeronaves y bombas fabricadas en Estados Unidos y otros países occidentales, han dejado más de 91 000 yemeníes muertos. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) calcula que, si la guerra no se detiene, la cifra de víctimas mortales llegará a 500 000 para finales del año 2020.

Ataques yemeníes impactaron diecinueve puntos clave de Aramco
Imágenes satelitales confirman los graves daños en las instalaciones de la compañía petrolera saudí Aramco debido al reciente ataque de drones yemeníes.

Ayer sábado, el Ejército yemení, respaldado por el movimiento popular Ansarolá, bombardeó con 10 aviones no tripulados (drones) dos instalaciones petroleras de Buqayq y Khurais de la gigantesca Aramco, en el este del reino árabe, en represalia por las ofensivas de Arabia Saudí y sus aliados contra Yemen.

Los medios de comunicación estadounidenses han publicado este lunes unas imágenes captadas por los satélites en que muestran las masivas destrucciones que provocaron las aeronaves yemeníes en estos centros petroleros saudíes.

Las fotos, desclasificadas por la Administración norteamericana, revelan que estos ataques de represalia han alcanzado con alta precisión sus objetivos y han impactado al menos 19 “infraestructuras clave” de la petrolera Aramco.

La publicación de estas imágenes se dieron a conocer un día después de que el ministro saudí de Energía, el príncipe Abdulaziz bin Salman, reconociera que la ofensiva yemení interrumpió la producción de 5,7 millones de barriles de petróleo del país; es decir casi la mitad de la producción del crudo del reino árabe.

Un funcionario estadounidense, que ha hablado bajo condición de anonimato, no obstante, ha alegado que el ataque contra las instalaciones petroleras saudíes fue realizado con misiles de crucero y habría provenido del este, “probablemente de Irán e Irak”, algo que fue rechazado firmemente por ambos países.

La instalación de Buqayq, a 60 kilómetros al sudoeste de la ciudad Dahran, principal sede del gigante petrolero, alberga la mayor planta de tratamiento de petróleo de Aramco; mientras que Khurais, a 250 kilómetros de Dahran, es uno de los principales campos petroleros de dicha empresa.

Aunque las autoridades de Arabia Saudí han anunciado que recuperarán muy pronto el suministro del crudo, los informes reportan que los precios del petróleo han experimentado un alza histórica tras el ataque con drones yemeníes.

Una imagen satelital muestra daños en la instalación petrolera saudí de Khurais, causados por ataques con drones yemeníes, 15 de septiembre de 2019.

El Ejército yemení, que goza de tecnología punta en la fabricación de aviones no tripulados y misiles balísticos, lanza casi a diario ataques contra los centros militares y estratégicos saudíes, en respuesta a la violenta agresión militar lanzada por Riad y sus aliados con su pueblo. Aramco es uno de los blancos de ataques de represalia de las fuerzas yemeníes

Esto mientras que las violentas agresiones saudíes contra Yemen, en muchas ocasiones perpetradas con aeronaves y bombas fabricadas en Estados Unidos y otros países occidentales han dejado más de 140 000 yemeníes muertos y heridos. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) calcula que, si la guerra no se detiene, la cifra de víctimas mortales llegará a 500 000 para finales del año 2020.

Compartir:

Publicar un comentario

 
Copyright © Nuevo Reporte Sur.