Últimas novedades

“Esto no para hasta que el FMI salga del Ecuador”

(13/10/19 - Ecuador)-.Ante versiones mediáticas impulsadas por el gobierno ecuatoriano respecto al inicio de un “diálogo”, desde la CONAIE señalaron que se trata de “una fantochada”. 

La organización indígena respondió que la condición para el inicio de cualquier diálogo es la derogación del Decreto 883 -que eliminó los subsidios a combustibles- y las renuncias de la Ministra de Gobierno María Paula Romo y el Ministro de Defensa Oswaldo Jarrín, a quienes consideran responsables políticos directos de la represión. 

La violencia del gobierno ya se cobró al menos cinco víctimas fatales confirmadas, mientras que algunos medios de la resistencia hablan de más de una decena, además de un número indeterminado de heridos y detenciones irregulares, que continúa aumentando con el paso de las horas.

“Lágrimas de ira”
“Hemos vivido días de mucha agitación, nos hemos sorprendido de nuestra propia capacidad de lucha y resistencia y hemos demostrado al mundo que el movimiento indígena y el pueblo ecuatoriano somos un sólo puño”, declararon desde la CONAIE en respuesta al gobierno.

“Como todo gobierno débil y deslegitimado, la única respuesta que ha dado Lenín Moreno es la violencia y la represión”, detalló la organización indígena a continuación: “Sin ningún resquicio de respeto a las normas más básicas de respeto a los derechos humanos, ha tratado al pueblo como un enemigo. No ha respetado zonas de resguardo humanitario, lanzando bombas lacrimógenas donde están nuestros niños y mayores. Nos impidió la creación de corredores humanitarios para que los heridos lleguen a los hospitales. Y masacró a hermanos nuestros caídos con balas en el cuerpo, impactos de bombas, atropellados por caballos, golpeados e incluso lanzados al vacío desde un puente”.

“Lo que se vive en este país no tiene nombre, no hay memoria en la historia reciente de una represión tan atroz y violenta sobre el pueblo que reclama sus derechos”.

“Quiénes sostendrán a este gobierno para que se sienta en capacidad de lanzarse una guerra contra el pueblo: los mismos que lo resguardaron en Guayaquil. La clase empresarial, vende patria y pro imperialista, que quiere asegurar los préstamos del Fondo Monetario Internacional para que sus deudas, su crisis, la paguemos la clase trabajadora, los indígenas y los sectores populares”.

“Esta lucha no es por hoy, por el precio de la gasolina solamente, es para evitar que nos hipotequen el futuro y que paguemos con hambre y pobreza de dos y tres generaciones, lo que no frenamos a tiempo hoy”.

“Lágrimas de ira tenemos, pero sí hemos aprendido de nuestras mamas y taytas que a los muertos de la lucha se los honra multiplicándonos. El diálogo que plantea Lenín Moreno es una fantochada. Por eso compañeros, compañeras, a radicalizar las acciones. Nada de diálogo con un gobierno asesino hasta que se cumplan los mínimos requisitos: la salida de María Paula Romo y de Oswaldo Jarrín del gobierno y la derogación del decreto 883”.

5 fallecidos y más detenciones irregulares
La Defensoría del Pueblo de Ecuador confirmó este jueves 10 de octubre el fallecimiento de cinco personas, quienes fueron heridos por fuerzas policiales en el desarrollo de las manifestaciones contra las políticas económicas y nuevas resoluciones del primer mandatario ecuatoriano, Lenín Moreno.

El ente ecuatoriano ratificó la muerte del líder social, Inocencio Tucumbi, quien fungía como dirigente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador de Cotopaxi (Conaie), herido de gravedad en las protestas pacíficas de Quito, capital ecuatoriana, el pasado miércoles 9 de octubre de este año.

Asimismo, estas muertes fueron corroborados por el presidente del Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi (MICC), quien además anunció que entre las personas que perdieron la vida durante las protestas se encuentra el líder de la comunidad de Yanahurco en Pujil, José Rodrígo Chaluisa.

Otro de los asesinados por el gobierno de Moreno es Marco Oto, un joven de 26 años, quien ingresó en estado crítico al Hospital Carlos Andrade Marín el siete de octubre. Los médicos le diagnosticaron muerte cerebral. Murió en la mañana del ocho de octubre del 2019.

Su muerte quedó registrada en imágenes de video, en las que se ve a la Policía Nacional persiguiendo a manifestantes por un puente en el barrio popular de San Roque en Quito. Corren, trepan unas rejas, la Policía los persigue, los acorrala, la cámara se mueve, y luego, se miran cuerpos tirados en la calle. Las personas gritan que los ayuden. La Policía, abajo del puente, no hace nada, luego se va.

Así lo relata el portal alternativo Wambra
Los relatos de víctimas de la represión se multiplican, al igual que las detenciones irregulares. Indymedia Ecuador registra otro caso grave, el de Edison Eduardo Mosquera de 29 años. Su familia denunció que se encuentra librando una batalla entre la vida y la muerte, después de haber tenido un encuentro letal con la Policía Nacional del Ecuador.

La historia clínica señala que tiene alojado un “tipo de proyectil” en el lado izquierdo de su cerebro. Esto habría sucedido en la represión desmedida suscitada en el sector del Centro Histórico de Quito, en el marco del 5to día del Paro Nacional.


Compartir:

Publicar un comentario

 
Copyright © Nuevo Reporte Sur.