Últimas novedades

El gobierno mexicano rechazó de plano cualquier intervención militar o violenta en América Latina

(29/04/19 - México)-.La política exterior mexicana se apega a los principios de no intervención en asuntos de otros países, con disposición a favorecer el diálogo que ayude a llegar a una solución a la crisis en Venezuela, dijo Maximiliano Reyes.

“La apuesta de México es por el diálogo, o por la comunicación entre el Gobierno y la oposición venezolana (…) Pensamos que si la solución pacífica no se basa en diálogo, entonces queda alguna solución que va a tener algún contenido de violencia en algún momento, puede ser una intervención militar, generación de conflictos internos, guerras civiles, algo intermitente como en Siria o un nuevo modelo de intervención militar, y no queremos eso para América Latina”, comentó.

El subsecretario mexicano para América Latina y el Caribe recuerda que desde mediados de la década de 1990 la región ha tenido “cierta paz y estabilidad”, por lo que insta a todos los gobiernos latinoamericanos a poner el foco en el crecimiento y desarrollo económico de sus respectivos países. “Si estamos concentrando los esfuerzos en pelearnos entre nosotros internamente o con otros hermanos latinoamericanos, o bien estamos gastando los recursos en guerras intestinas nunca vamos a salir adelante. Entonces, México rechaza cualquier intervención militar o violenta en América Latina y en este caso en Venezuela”, agregó.

Respecto a la decisión de México de no acompañar al Grupo de Lima, de desconocer al Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, Reyes aclaró que su país “no reconoce o desconoce gobiernos, lo que hace es mantener o romper relaciones diplomáticas”, y reiteró que deben ser los propios venezolanos quienes deben elegir a su Gobierno.

En cuanto a la resolución de la Organización de Estados Americanos (OEA) de reconocer a Gustavo Torre como representante de la Asamblea Nacional venezolana, dirigida por el líder opositor Juan Guaidó, ante ese organismo multilateral considera que es un “antecedente muy peligroso”. “Estamos enfrentando un precedente de derecho internacional muy grave”, porque en cualquier otro momento y [cualquier otro] país también podría reconocer a un diputado como representante de ese Estado ante un organismo internacional, y en caso de la OEA se “debe a los intereses de EE.UU. en la región”, comentó.

Por último, sobre la decisión tomada por el Gobierno estadounidense de reactivar el título III de la polémica Ley Helms-Burton contra Cuba, el entrevistado indicó que México condena esa jurisdicción “extraterritorial” del siglo pasado. “Los bloqueos ya debe ser superados, no podemos seguir viviendo como en la época de la Guerra Fría. Mantener bloqueos económicos y sobre todo leyes extraterritoriales nos parece de otro momento y además es un atentado contra los derechos humanos, sociales, económicos de la sociedad mundial y de cada país”, finalizó.

Compartir:

Publicar un comentario

 
Copyright © Nuevo Reporte Sur.