Últimas novedades

La Cámara Baja vota para limitar autoridad de Trump para lanzar guerras

(20/06/19 - Estados Unidos)-.Después de dieciocho años, la Cámara Baja norteamericana ha votado para derogar una ley de la era de los atentados del 11-S, usada para lanzar varias guerras.

La Cámara de Representantes (Cámara Baja) de Estados Unidos, de mayoría demócrata, ha aprobado este miércoles un proyecto de ley para anular la Autorización del Uso de la Fuerza Militar (AUMF, por sus siglas en inglés), adoptada en el año 2001 tras los atentados del 11 de septiembre.

La AUMF se aprobó días después de los ataques terroristas a las Torres Gemelas y el Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono), y otorgó al presidente de facto la autoridad de usar “toda la fuerza necesaria y apropiada” para perseguir a las “naciones, organizaciones o personas” que participaron en los hechos.

Tras la aprobación de la AUMF, Washington ha seguido usándola para justificar cualquier acción militar en todo el mundo, en especial en Oriente Medio. Los críticos de la ley han opinado que los gobiernos de EE.UU. han entrado en 48 conflictos en 18 países, utilizando esta ley. No obstante, es poco probable que este proyecto de ley consiga el visto bueno del Senado, donde los republicanos tienen la mayoría.

Los legisladores estadounidenses han expresado recientemente su preocupación en cuanto al hecho de que la Administración del actual presidente estadounidense, Donald Trump, haya estado potencialmente preparada para invocar a la AUMF a fin de iniciar una guerra con Irán.

De hecho, aunque el propio Trump ha descartado que haya buscado una confrontación con la República Islámica, se teme que los halcones que rodean al mandatario, quienes alegan que existe un supuesto vínculo entre Teherán y el grupo terrorista Al-Qaeda, lo conduzcan a una guerra.

Washington, que tiene a sus espaldas un largo historial de inventar incidentes para justificar sus guerras, ha usado el suceso naval en el mar de Omán, que tuvo lugar el pasado jueves, como pretexto para aumentar las tensiones con Irán, mientras varios informes barajan la posibilidad de que el propio EE.UU. y sus aliados regionales podrían estar detrás de los hechos.

Ante esta situación, la República Islámica asegura que no habrá guerra con Estados Unidos y que la retórica belicista de la Administración de Trump supone una guerra psicológica por parte de los enemigos. Teherán señala, por otro lado, que el aumento de la presencia de Washington en Oriente Medio es la que de verdad fomenta las tensiones, y amenaza la paz y la seguridad internacionales.

Compartir:

Publicar un comentario

 
Copyright © Nuevo Reporte Sur.