Últimas novedades

Bolsonaro conocía la intención de empresarios rurales de quemar la Amazonia y no hizo nada al respecto

(02/09/19 - Brasil)-.La información da cuenta que Bolsonaro hizo caso omiso de una alerta enviada por la Fiscalía al Ministerio de Medio Ambiente tres días antes de que comenzaran los fuegos en la región amazónica

El Régimen de Jair Bolsonaro omitió un alerta sobre posibles incendios en la Amazonia presentada tres días antes de que se iniciara el fuego que consume vastos territorios de esa región. 

El dato que reveló este hecho fue la aparición de un documento oficial del Ministerio Público Federal fechado el 7 de agosto pasado y enviado al Instituto Brasileño del Medio Ambiente (Ibama), en el que se informaba que un grupo de productores rurales iniciarían “quemas” en la región de Novo Progresso, en el departamento de Pará.

La información, que ha sido publicada por la revista Globo Rural, alertaba que un grupo de 70 personas -entre las que se encontraban terratenientes, productores rurales, comerciantes y sindicalistas- pretendían incendiar, coordinadas a través de un grupo de whatsapp, los margenes de la carretera BR-163, vía que entronca la zona con el Estado de Mato Grosso y los puertos fluviales del río Tapajos.

Según el escrito, el incendio provocado pretendía ser una acción de apoyo a la flexibilización de la legislación ambiental en pro de la deforestación en la región, impulsada por el ultraderechista Bolsonaro, y la eliminación de las sanciones a las empresas que operan en la zona y dañan el medio ambiente.

Sin Respuesta
El documento enviado al Ministerio de Medio Ambiente por la Fiscalía de Pará pedía, además, un plan de contingencia ante la posible catástrofe. Sin embargo, la respuesta del Ibama, que no llegó hasta dos días después del comienzo de los incendios -cinco jornadas más tarde de la emisión de la alerta-, señala que “la Coordinación de Operaciones de Vigilancia y el Centro de Inteligencia de la Superintendencia de Pará habían sido informados sobre la inminencia de los incidentes y resalta que debido a los diversos ataques sufridos y la ausencia del apoyo de la policía militar de Pará” las acciones de inspección fueron obstaculizados por “implicar riesgos relacionados con la seguridad de los equipos en el campo”.

La respuesta fue firmada por el gerente ejecutivo suplente del Ibama Roberto Victor Lacava e Silva y añade que el organismo ya había solicitado la ayuda de las fuerzas de seguridad estatales y que no obtuvo respuesta.

El Ministerio Fiscal señaló además que empleados del Ibama ya habían sido atacados por madereros y terratenientes, hechos que, según indicó el ministro de Justicia, Sérgio Moro, dichos ataques serán investigados por las autoridades.

Dieciséis días después de estos hecho y ante la publicación de la situación en la prensa, el Poder Ejecutivo de Brasil se expresó al respecto y por las redes sociales. El ministro de Justicia, Sergio Moro, dijo que Bolsonaro lo contactó por ese dato y le “solicitó una verificación rigurosa”.

“La policía federal, con su experiencia, determinará el hecho. Los incendios criminales en el Amazonas serán severamente castigados”, añadió sobre el caso que podría echar luz sobre uno de los motivos por los cuales comenzó el incendio que preocupa al mundo.

Pero, la filtración de estos documentos plantea nuevas preguntas antes la gestión de la crisis en el Amazonas realizada por la administración de Bolsonaro tras conocerse, a través de una filtración realizada por el portada Open Democracy, que el presidente brasileño pretendía acabar con amplias zonas del Amazonas para hacerlos “habitables” mediante la construcción de varios proyectos, entre los que se encuentra una central hidroeléctrica en el río Trombetas. 

Bolsonaro planea acabar con el Amazonas
El 22 de agosto, Open Democracy reveló que Jair Bolsonaro tiene planes para acabar con el Amazonas. En una  presentación de PowerPoint a la que ha tenido acceso la plataforma se habla de implementar proyectos devastadores para la selva, que quieren hacer habitable para acabar con proyectos de protección medioambiental, específicamente con el denominado  “Triple A” (Andes, Amazonas, Atlántico). 

Este proyecto es un corredor ecológico con 135 millones de hectáreas de bosque tropical y uniría los Andes con el Atlántico pasando por el Amazonas. En una de estas diapositivas se habla de “implementar el Calha Norte sobre la cuenca del Amazonas e integrarlo al resto del territorio nacional”. Para ello, continúa el documento, “hay que construir la hidroeléctrica del Río Trombetas, el puente de Órbidos sobre el río Amazonas y la carretera BR 163 hasta la frontera con Surinam”. Que se llegue a habitar la región se contrapone con los proyectos de conservación del pulmón verde.

Según este portal web, financiado por el multimillonario George Soros, “el plan de Bolsonaro está funcionando. El Amazonas lleva tres semanas ardiendo y ni siquiera la gente que vive en Brasil lo sabía. Se ha difundido ante los medios internacionales gracias a las redes sociales”. En otra diapositiva, el gobierno de Bolsonaro habla de que hay acciones globales internacionales que “movilizan a ONG ambientalistas e indigenistas para ejercer presiones diplomáticas y económicas. Esto restringe la libertad de acción del gobierno”.

El propio Bolsonaro culpó a las ONG del incendio del Amazonas hace pocos días, a las que ha cortado el 40 % de la financiación y las cuales, declara, “pueden haber emprendido acciones criminales para llamar la atención sobre mi y sobre mi gobierno”. Por último, en una de las diapositivas finales de la presentación se dice que las nuevas esperanzas para la patria son “¡Brasil por encima de todo!”.

Desde el comienzo de su mandato, la Amazonía se presenta como el gran campo de extracción de beneficios del gobierno Bolsonaro. El candidato designó como secretario de “Asuntos de Tierras” del Ministerio de Agricultura al terrateniente Luiz Antônio Nabhan Garcia, relativista del cambio climático y partidario de extender la ganadería —principal responsable de la deforestación actual— y los cultivos sojeros a la selva amazónica.

Compartir:

Publicar un comentario

 
Copyright © Nuevo Reporte Sur.