Últimas novedades

"La crisis en Siria terminará si Damasco toma el control"

(26/10/19 - Conflicto Sirio)-.El gobierno ruso se muestra convencido de que la crisis en Siria terminará, si Damasco toma las riendas del poder en cada pulgada del territorio de la nación árabe.

En alusión al nuevo conflicto desatado recientemente en el norte de Siria, donde las fuerzas kurdo-sirias están siendo atacadas por las fuerzas turcas, el embajador de Rusia ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Vasili Nebenzia (foto), hizo notar el jueves que “es imposible” solucionar la cuestión kurda sin que el Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad, tenga el control sobre todo el territorio.

La nueva crisis surgida en el norte de Siria tiene las raíces en el hecho de “experimentar una peligrosa ingeniería geopolítica y avivar la tensión entre los árabes y los kurdos”, según afirmó el diplomático ruso en una sesión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU), celebrada en la ciudad estadounidense de Nueva York.

Nebenzia, asimismo, hizo alusión a un acuerdo alcanzado el martes por Moscú y Ankara para estabilizar la situación en la zona kurdo-siria, y enfatizó que el eje del pacto se centra en preservar la soberanía nacional siria y rechazar cualquier intento separatista.

El pacto, en que se acuerda el despliegue a partir del 23 de octubre de patrullas de la policía militar rusa y de la guardia fronteriza siria cerca de la frontera sirio-turca, fuera de los límites de la zona de la ofensiva turca, es “clave para estabilizar a Siria”, insistió.

“Continuaremos ofreciendo la asistencia a Siria y a los kurdos, dado que ellos están buscando construir diálogos comprehensivos (...) Apoyamos las operaciones del comité constitucional”, subrayó el representante del Kremlin ante la ONU, antes de mencionar que los aliados de Damasco, es decir Rusia e Irán, buscan una vía política para solucionar el conflicto sirio.

Nebenzia aprovechó la ocasión para exigir la salida de todas las fuerzas de Siria que carecen de la autorización de Damasco, y pedir a las organizaciones internacionales para que facilitaran el retorno de los desplazados sirios a casa.  

Para los aliados de Siria, la presencia extranjera obstaculiza en gran medida el proceso de la paz y la reconstrucción del país devastado por más de ocho años de guerra.

La agresión turca tenía como objetivo neutralizar la supuesta amenaza de las milicias kurdas, consideradas “terroristas” por Ankara, y establecer una llamada “zona segura” en el norte de Siria para posibilitar el retorno de los refugiados sirios a sus hogares.

El Gobierno de Damasco ha condenado, por su parte, la medida turca, tachándola de una “flagrante” violación de su soberanía, al tiempo que ha prometido contrarrestarla por todos los medios legítimos.

Compartir:

Publicar un comentario

 
Copyright © Nuevo Reporte Sur.