Últimas novedades

El espía arrepentido desnudó que Majul, Feinmann y Santoro eran clientes de su grupo de tareas

(05/04/19 - Stornelligate)-.La situación de los autodenominados ¡periodistas profesionales' Luis Majul, Eduardo Feinman y Daniel Santoro, a quienes desde estas páginas hemos preferido denominar como periodistas mercenarios se complica cada vez más a medida que avanza la causa por las extorsiones e invención de pruebas con fines de persecución política contra D'Alessio y compañía.

Rolando Barreiro, el ex AFI detenido que reconoció su pertenencia a un equipo que hacía tareas de espionaje que tenían como consumidor final a la agencia, es decir, al propio Estado que gobierna Macri. Sin embargo, también expuso que los tres periodistas oficialistas serían "usuarios" del material ilegal. 

El escándalo de la "red de espionaje ilegal" y extorsiones que investiga Alejo Ramos Padilla y que ensucia a la justicia, Cambiemos y hasta a la prensa no para de avanzar: en este caso, la declaración de Rolando “Rolo” Barreiro, el ex agente de la Agencia Federal de Inteligencia que busca convertirse en el primer arrepentido de la causa, no sólo arrojó el reconocimiento de la existencia de un grupo de tareas que hacía espionaje ilegal para la propia AFI, es decir, el Estado que gobierna Mauricio Macri, sino que también desnudó tres nombres de famosos periodistas oficialistas que eran clientes del material para operaciones.

Se trata de Daniel Santoro, el hombre de Clarín ya mencionado por el propio falso abogado Marcelo D´Alessio, pero también de los ultra PRO Luis Miguel Majul y Eduardo Feinmann. 

Según publicó la revista Noticias en un artículo firmado por Rodis Recalt, “Rolo” Barreiro comenzó a declarar el sábado, cuando habría estado hablando durante cerca de ocho horas, y continuó la mañana del lunes 1 de abril, lo que hizo temblar a jueces, fiscales, dirigentes de Cambiemos y a famosos personajes de los medios. 

Quien comenzara como espía legal pero, tras su retiro, siguiera con el oficio bajo una metodología delictiva contó que habrían espiado, entre otras personas, a la ex abogada de Leonardo Fariña, Giselle Robles; y los ministros de la Corte Suprema Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz. De hecho, el juez Ramos Padilla citó a Gabriel Bouzat, el ex socio del presidente del máximo tribunal cuando se desempeñaba como abogado.

No obstante, uno de los platos fuertes que el espía Barreiro dejó servidos en su declaración para convertirse en arrepentido fue el de los “usuarios” de los trabajos de su grupo de tareas. Parece ser, según Noticias, que habría mencionado al fiscal Carlos Stornelli y a los periodistas Santoro, Majul y Feinmann.

El único que hasta el momento respondió a las acusaciones fue Majul, el conductor del programa de tv La Cornisa, que se arrogó haber "desarmado 3 operaciones", de forma insólita utilizó una frase de Cristina Fernández de Kirchner y acusó a quienes lo habrían "operado" de ser "como el ladrón: creen que todos son de su misma condición".

Compartir:

Publicar un comentario

 
Copyright © Nuevo Reporte Sur.