Últimas novedades

Una calle del campus de la UNS ya lleva el nombre de David Watu Cilleruello

(04/04/19 - Memoria Verdad y Justicia)-.Una calle del campus de la Universidad Nacional del Sur (UNS) lleva desde ayer el nombre de David "Watu" Cilleruelo, un estudiante de ingeniería y dirigente de la Federación Juvenil Comunista y de la Federación Universitaria, asesinado por la versión bahiense de la Triple A, por orden del rector-interventor Remus el 3 de abril de 1975. 

El vicerrector de la UNS, Javier Orozco, encabezó esta mañana el acto, en el marco del día de los Derechos Humanos de la casa de estudios, que contó con la presencia del secretario general del PCA bonaerense José María Urreli e integrantes del departamento de Humanidades, docentes y alumnos, y se llevó adelante en la calle principal del campus Altos del Palihue.

Orozco dijo que "este crimen no solo pretendía callar a Watu sino a toda una generación intimidándola, amedrentándola", al comentar además que se "pretendía instalar en toda una generación una idea terrible: el algo habrán hecho".

"La universidad, con los años le dio rostro, identidad, historia", afirmó el vicerrector, quien sostuvo que "esto es revivir el espacio que fue ocupando todos éstos años como alumno, compañero, hijo y ya como nieto de esta institución".
    
En 2006, el Consejo Universitario declaró al 3 de abril Día de los Derechos Humanos en la UNS. A partir de ese año, cada 3 de abril se llevan a cabo actividades en recuerdo de Cilleruelo, así como otras destinadas a promover la Memoria, la Verdad y la Justicia sobre los años del terrorismo de Estado en el país.

El 3 de abril se 1975, a plena luz del día y delante de sus compañeros, Cilleruelo fue asesinado en los pasillos del edificio que la Facultad de Ingeniería de la UNS  tiene en la avenida Alem y 12 de Octubre de Bahía Blanca.

Oriundo de la provincia de Río Negro, "Watu" Cilleruelo cursaba la carrera de Ingeniería y participaba en la reorganización de la Federación Universitaria.
    
El crimen, que permanece impune, fue perpetrado por miembros de la versión bahiense de la organización criminal Triple A que respondían al rector interventor de entonces, Remus Tetu, un sociólogo rumano de filiación fascista ya vinculado al área educativa desde los tiempos del Onganiato, y que fue puesto en el cargo cuando comenzaba el efímero gobierno de María Estela Martínez de Perón (1974-76).

Compartir:

Publicar un comentario

 
Copyright © Nuevo Reporte Sur.