Últimas novedades

Los datos de la Anses derriban los mitos acerca de la Asignación Universal por Hijo

(15/05/19 - Sociedad)-.Se comprobó que el 52% de las y los beneficiarios sólo tiene un hijo y que la mayoría se encuentra trabajando de forma precarizada y sin estar registrada. Los datos oficiales de la Anses revelaron que el 52% de padres o madres que cobran la AUH tienen un solo hijo/a y el 28% tiene 2. 

A su vez, el 49,8% está ocupado en empleos informales, precarios y de bajos ingresos. Estos datos derriban los conocidos mitos que argumentan que las personas que perciben el subsidio son todas vagas y que las mujeres se embarazan con el fin de recibirlo. 

Estas afirmaciones discriminatorias y misóginas del sentido común reaccionario fueron desmentidas por los propios datos del Anses. 
El 5% tiene 4 hijos/as y el restante el 2% tiene 5, de un total de 3.994.424 que perciben el beneficio. Desde marzo, por los incrementos de todo el año la AUH es de 2.652$, pero cobrarán sólo 2.121 por mes, y a fin de año al presentar la Libreta Nacional de Seguridad Social, Salud y Educación, más la declaración jurada del responsable, se les deposita el 20% restante.

Con estas cifras es imposible pensar que una familia puede vivir con lo que recibe por la AUH. Un gran número de madres se desempeñan como trabajadoras domésticas en casas particulares, donde 7 de cada 10 lo hacen de manera informal. Otro gran porcentaje son cooperativistas de programas de empleo del Estado, que recién un salario de 6.250$.

Por su parte, según el INDEC el 45% de los asalariados informales gana menos de $ 8.000 y el 70% menos de $ 15.000. Por lo que gran parte de las familias que cobran la AUH no alcanzan a llegar al valor de la Canasta Total que hoy ronda los 28.750$ y que determina la línea de pobreza. Mientras que si el padre y la madre se encuentran desocupados, solo con la AUH no alcanzan ni siquiera a superar el nivel de indigencia.

Mónica es integrante del Frente de Organizaciones en Lucha, tiene 23 años y un hijo de 4; Estudia derecho y aparte hace varios cursos para seguir capacitándose, además de trabajar todos los días en la cooperativa y dos veces por semana como empleada doméstica, pero la plata no le alcanza. “Con la asignación compro yogurt y galletitas para la merienda de mi hijo y se me acaba en una semana. Cuando era más chico ni siquiera me alcanzaba para los panales”.

Lo mismo relató Ana María, quien tiene una sola hija “yo toda la asignación la destine a comprar pañales, y tengo que improvisar para que me alcancen un mes”. Por su parte, Elsi tiene dos hijos y su marido es albañil pero no está registrado, por lo cual la asignación se les esfuma rápidamente. Por esa razón, Elsi tuvo que sacar un préstamo de la Anses y actualmente se lo están descontando de lo que percibe por la AUH.

A su vez, si tienen que pagar una niñera para poder ir a trabajar la Asignación resulta casi insignificante, ya que las madres tienen que poner casi todo su sueldo para pagarle a la persona que cuida a sus hijos/as.

Fuente: ANRed/Prensa FOL

Compartir:

Publicar un comentario

 
Copyright © Nuevo Reporte Sur.