Últimas novedades

“Pudimos instalar que estamos en presencia de un femicidio”

(15/05/19 - Femicidio)-.Luego de casi cuatro años, esta semana comenzó el juicio contra el exmarido, Marcelo Núñez, quien la apuñaló y ahorcó. Durante los primeros cuatro meses del año se registraron 87 femicidios en todo el país.

Pasaron varias décadas de presión hasta que se logró corromper la denominación de “crimen pasional” y nombrarlo como lo que es: “femicidio”. Recién en 2012 se incorporó al Código Penal la figura de “femicidio”. Ya no se tratan de “problemas de pareja” sino que son violencias hacia las mujeres en un sistema de estructuras patriarcales.

El femicidio de Claudia Salgan no es un caso aislado, sino que mantiene las similitudes con la gran mayoría de estos crímenes: violencia psicológica y física previa al asesinato, miedo a denunciar, el victimario fue una persona de su círculo familiar, entre otras. Según un informe del Observatorio de Proyecto Generar, durante los primeros cuatro meses del año se registraron 87 femicidios en el país lo cual indica que cada 33 horas se produjo un crimen bajo esas características.

De acuerdo al relevamiento, el 42% fueron consumados en la provincia de Buenos Aires. El 95% de esos femicidios fueron cometidos por varones miembros del círculo íntimo de la víctima, siendo 52% cometidos por su pareja, y el 23% por su ex pareja. Sumado a que el 74% de esos crímenes ocurrieron en el domicilio de la víctima y sólo un 7% sucedieron en la vía pública.

Claudia era profesora de educación física, tenía en ese momento 40 años, mamá de tres hijos y desde hacía cinco años había puesto su propio gimnasio en el barrio de Gorina, hasta que aquella mañana del 8 de julio de 2015 su exmarido, Marcelo Nuñez, con quien todavía compartía la vivienda ubicada en calle 493 entre 132 bis y 133, la apuñaló y ahorcó. A las pocas horas falleció en el Hospital San Roque de Gonnet.

El lunes 6 comenzó el juicio en el Tribunal Oral y Criminal Nº 1, integrado por los jueces Ramiro Fernández Lorenzo,  Hernán Decastelli y Cecilia Sanucci el cual tuvo tres días consecutivos de debate y testimonios. La primera persona en declarar fue la madre de Claudia, Florencia Cabrera, quien ya había relatado ante este medio que su hija “era víctima de violencia psicológica y física”.

Por su parte, la abogada querellante Sofía Caravelos manifestó a Pulso Noticias que “sin la presencia de la familia, la muerte de Claudia hubiese sido catalogada de homicidio”. En ese sentido, resaltó que aportaron las pruebas suficientes para condenar al exmarido por femicida, hay elementos que demuestran la existencia de “violencia de género previo y durante el ataque”.

“Los testigos de la defensa fueron vergonzosos vecinos, que sin conocer a Claudia ni a su familia, sostuvieron dichos sin fundamentos ni pruebas”, aseguraron los familiares, refiriéndose al cuestionamiento que intentaron hacer contra la vida de la víctima.

El próximo lunes 20 de mayo, a las 10 horas, se presentarán los alegatos y se dictará la sentencia, según lo manifestó el juez Ramiro Fernández Lorenzo. “Esperamos una condena ejemplar para que se nombre el castigo como lo que fue: un femicidio”, expresó la familia de Claudia, al mismo tiempo que convocó a acompañarlas ese día en los Tribunales del Fuero Penal, calle 8 entre 56 y 57.

Compartir:

Publicar un comentario

 
Copyright © Nuevo Reporte Sur.