Últimas novedades

Activistas entrerrianos vuelven a la carga por escuelas sin agrotóxicos

(24/06/19 - Pesticidas)-.Aldana Sasia es abogada e integrante de la coordinadora “Basta es basta – Entre Ríos Sin Agrotóxicos”. Este miércoles estuvo en comunicación con el programa Enredando Las Mañanas, analizando la posibilidad de que el gobernador reelecto Gustavo Bordet vuelva a intentar por decreto disminuir las zonas de resguardo ambiental que protegen de las fumigaciones a las escuelas rurales en Entre Ríos.

En Entre Ríos el tema de los agrotóxicos trascendió luego de que el propio presidente Mauricio Macri interviniera respaldando los intereses de los grandes productores y cuestionara la restricción de mil metros que tienen las fumigaciones con respecto a las escuelas rurales.  

Por ley, en Entre Ríos esa distancia es de mil metros para fumigaciones terrestres y tres mil para fumigaciones aéreas en terrenos colindantes a escuelas. Este fallo fue resultado del primer juicio por fumigaciones a una escuela, estableciendo un antecedente único a favor de las luchas contra el modelo agroindustrial que contamina y enferma.

Aldana Sasia, abogada y ambientalista, junto a todas las organizaciones que defienden el derecho a la salud en Entre Ríos ha sostenido en estos años una lucha contra todo el aparato gubernamental y contra las “mal llamadas organizaciones de campo”. 

Aldana denomina así a los sectores nucleados en una Mesa de Enlace conformada por los grandes productores  de la provincia y sostiene que su representatividad no es mayor al 2% del total de los productores. “La Federación Agraria y demás entidades agremian a una pequeña fracción del total de la provincia”

“Muchas consecuencias se estaban evidenciando en los niños y niñas y debía hacerse un parate para empezar a proteger a los estudiantes. No sólo por los casos de intoxicación aguda por rociado de alguno de los aviones fumigadores, sino por causas crónicas, es decir, las manifestadas a largo plazo, como los casos de niños con cáncer o con leucemia.”

“Lograr la restricción de las fumigaciones nos exigió muchísimo trabajo, en particular el de recaudar las pruebas científicas de estudios realizados por expertos y especialistas de la Universidad de la Plata en escuelas rurales de la provincia. En veinte escuelas se analizó aire, agua y suelo, y también la sangre de ochenta niños. Los datos evidencian resultados alarmantes. Como por ejemplo daños genéticos en la población infantil analizada que todavía no puedo dar a conocer públicamente antes de informar a los padres.”

“En el mes de diciembre el gobernador de la provincia saca un decreto reduciendo esa distancia de mil a cien metros y de tres mil a quinientos. Nuevamente las organizaciones exigimos que se anule ese decreto y fue entonces que Macri salió a defender a `las buenas prácticas agrícolas de producción industrial’. El estado disminuyó esas distancias sin ningún tipo de aval científico y técnico, el sustento para el proyecto fue un manual que habla de cómo hacer que la gota de veneno llegue mejor a la planta y no de cómo proteger la salud de la población.”

Por otro lado, hay un informe dentro del expediente administrativo que da origen al decreto que reduce las distancias de fumigación, en donde se afirma que cuesta mucho determinar si esa distancia es sana o no para la población. Uno de los motivos es que la clasificación de estos productos tiene un modo de considerar la toxicidad que contempla el grado de toxicidad aguda, es decir a corto plazo, y no crónica, que son las afecciones más graves pero más difíciles de detectar. Los datos de epidemiología hicieron que el propio juez clasificara la situación como espeluznante.”

“En epidemiología los datos sobre casos de intoxicación están basados en sub-registros, esto quiere decir que cuando alguien sufre una intoxicación o tiene alguna consecuencia potencialmente relacionada con los agrotóxicos, muchas veces no queda registrado. Cuando algún afectado se acerca a hacer alguna consulta médica no se le pregunta si estuvo expuesto a agroquímicos y por eso no consta en los registros.”

“Cuando el decreto fue anulado, el campo salió a reclamar cortando la calle y exigiéndole al gobernador urgentemente que dicte otro decreto bajo amenaza de cortar el comercio fluvial o rutas nacionales de importante circulación. Desde las organizaciones le pedimos al Estado que conforme una mesa de diálogo para una transición hacia otra forma de producción que es posible. Con esta idea se formó un Foro de Agroecología que el 28 de junio tendrá su tercera sesión. Allí se analiza la viabilidad y la posibilidad real de cambiar el modo de producir en los campos de cultivo, sobre todo en aquellos lugares que según el fallo no pueden fumigarse, pero sí sembrar tradicionalmente, tener ganadería o cualquier otra función que no utilice veneno.”

“Nosotros le exigimos al Estado que acompañe a los productores perjudicados por la restricción para que puedan producir de otras formas, sea con habilitación de créditos blandos o de técnicos especialistas para que colaboren en la transición hacia la agroecología y sin la necesidad de salir con estas intimidaciones o nuevas reglamentaciones que van en contra del resguardo y la protección de la salud.

“Estamos en un momento complicado. Desde las organizaciones no queremos acudir nuevamente a instancia judicial, el gobierno nunca se ha abierto al diálogo, nunca ha participado con nosotros de una mesa de información como para que pongamos sobre el escritorio los datos de los daños genéticos que tienen los niños que estudian en estas escuelas.”

Compartir:

Publicar un comentario

 
Copyright © Nuevo Reporte Sur.