Últimas novedades

Los procedimientos de crisis en PYMES aumentaron 160%, desde 2015

(09/07/19 - Gestión Macri, Producción y Consumo)-.Mientras Cambiemos se esfuerza por vender espejitos de colores con un tratado de libre comercio entre Mercosur y la Unión Europea, las cifras demuestran cómo esta gestión ha llevado al abismo a las pymes desde su asunción: los procedimientos de crisis por año aumentaron 160% en sólo tres años y medio.

Según datos de la Secretaría de Trabajo, entre 2011 y 2015 las empresas habían presentado 56 procedimientos de crisis por año en promedio, en tanto que sólo en el año 2018 se registraron 146 solicitudes.

En el devenir de las políticas anti-productivas, impulsadas por el presidente Mauricio Macri, esta senda crítica para las pequeñas y medianas empresas continuó durante los primeros cinco meses de 2019, donde se registraron ya 47 pedidos.

Los motivos de este incremento son múltiples: al +3500% de aumento en las tarifas de los servicios públicos, se le suma la severa caída en las ventas por el brutal descenso en el poder adquisitivo de los trabajadores.

En este esquema, y con una elevada tasa de interés, se vuelve utópico cualquier tipo de financiamiento para una pyme, al mismo tiempo que se incentiva el crecimiento de la timba financiera.

A quienes formamos parte del entramado productivo nacional este panorama nos pone en alerta: necesitamos recuperar un gobierno que apueste por el empleo y por el desarrollo para revertir esta trágica situación en la que millones de compatriotas se mueren de hambre y exclusión, como producto de políticas deliberadas de ajuste para las mayorías y de enriquecimiento para unos pocos.

Para eso, es vital recuperar el mercado interno, en principio con un shock de consumo desde el Estado que le devuelva a los trabajadores su poder de compra y fomente la redistribución del ingreso. A través de políticas que respalden el crecimiento productivo del país, se generarían así más puestos de trabajo, dado que las pymes somos quienes brindamos el 80% del empleo privado en Argentina.

En este marco, será necesaria una planificación a mediano y largo plazo, con control de importaciones, que tenga a los pymes, las cooperativistas y los pequeños trabajadores rurales en el centro de la agenda, para potenciar los sectores estratégicos que garanticen una competencia igualitaria en el mercado, con soberanía alimentaria.

El trabajo y la producción son lo que nos va a devolver la dignidad como pueblo, pero también la memoria. Está en juego la dignidad de miles de familias. Está en juego el futuro de un país.

Compartir:

Publicar un comentario

 
Copyright © Nuevo Reporte Sur.