Últimas novedades

"Hay que ver si esos 11 muertos son de represión"

(24/10/19 - Gestión Macri, Seleccionado de Transilvania)-.Al gobierno del presidente Macri y su alianza neoliberal conservadora se le cae cada vez de manera más evidente su careta democrática y se ve su horripilante cara represiva y asesina.

La impresentable ministra (para un gobierno democrático, claro) Patricia Bullrich Luro Pueyrredón, el retoño alguna vez rebelde un puñado de familias 'patricias' salió ahora a justificar, así como antes lo hizo con el asesinato por la espalda de Rafael Nahuel y como justificó la desaparición de Santiago Maldonado, el asesinato de inicial de algo más de una decena de ciudadanos chilenos por parte del aparato represivo del también neoliberal conservador Sebastián Piñera.

Varios gobiernos instalados de manera antinatural en la región (porque debe entenderse como antinatural que trabajadores voten por sus explotadores y verdugos) han descarrillado y mostrado su lado reaccionario y antidemocrático.

Es el caso de los gobiernos de Honduras, Ecuador, Perú, Chile, Brasil y el ya histórico caso de Colombia, llegados al poder con la bendición y el sponsoreo de la Casa Blanca y su aparato de inteligencia, mientras buscan de manera violenta desestabilizar a los gobiernos de NIcaragua, Bolivia y Uruguay que aún se mantienen en pie, ahogar económicamente a Cuba con el bloqueo criminal y sostener el status quo de transferencia de capital en Argentina y Paraguay.

 En ese marco, el Gobierno de Mauricio Macri puso a su ministra de Seguridad a oficiar de Canciller y apoyó la represión militar que el presidente chileno Sebastián Piñera desató contra las protestas. "El Estado chileno tenía que salir a poner orden. Lo que pasa en Chile no es una protesta social, es una insurrección", describió.

La ministra de Seguridad de Mauricio Macri terminará su mandato en ejercicio de campaña y además oficiando de Canciller ante una pésima gestión de Jorge Faurie, el reemplazante de Susana Malcorra aquella funcionaria que en el Gobierno la nombran como "la Messi de la diplomacia". 

Pero Patricia Bullrich lejos está de la ONU, sino que salió a apoyar la represión del Ejército y los carabineros chilenos que desataron una brutal represión, persecución y asesinato de quienes protestan en las calles del país trasandino.

"El Estado chileno tenía que salir a poner orden. Lo que pasa en Chile no es una protesta social, es una insurrección", aseguró en una entrevista con el programa "De acá en más" de Radio Metro. Asimismo agregó que "en una rebelión como la que hubo en Chile es inevitable que haya muertos".

La funcionaria estelar de Macri negó la brutalidad del Ejercito y dijo que "hay que ver si los once muertos son de la represión". "Ninguna de las razones de insatisfacción chilena permite que puedan prender medio Chile, hay gente que murió incendiada adentro de un supermercado", insistió Bullrich.

Pero no fue todo ya que también atacó a la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos y ex presidenta de Chile Michelle Bachelet. "Es un problema de incompatibilidad, es un problema de ética lo de Bachelet. "Bachelet no debería meterse en Chile. Ella no puede meterse en Chile", dijo.

Por último habló de los incidentes en Buenos Aires en la embajada chilena. "La izquierda siempre denuncia infiltrados, siempre lo mismo. Fue la CTA. Miren las banderas. Siempre son unos santitos que están tranquilos y aparecen unos infiltrados, ¡déjense de joder!", concluyó.

Compartir:

Publicar un comentario

 
Copyright © Nuevo Reporte Sur.