Últimas novedades

"Defendemos a nuestros hijos ante brutalidad policial"

(09/07/19 - Israel)-.Judíos etíopes se movilizaron nuevamente en los territorios ocupados contra la brutalidad de la policía israelí, que quitó la vida de un adolescente desarmado.

La protesta de ayer lunes marcó el octavo día del asesinato de Solomón Teka, de 19 años, por disparos de un policía que estaba fuera de servicio. El homicidio, registrado el 30 de junio, en Kiryat Haim, cerca de la ciudad de Haifa (norte), ha desatado varias rondas de movilizaciones callejeras contra la brutalidad de la policía israelí.

En la movilización de la ciudad de Tel Aviv (oeste), que se centraba en concreto en las madres etíopes, los manifestantes portaban pancartas en las que se leía: “Mamá, haga todo posible para que no sea yo la próxima víctima”, “En Israel, siendo negro no es un crimen” y “Diferentes por fuera, pero iguales por dentro”.

“Si mi hijo no puede ir fuera y volver a casa (sano y salvo), ninguna madre va a callarse. Estoy preparada a sangrar y estoy preparada a morir (…) Estos hijos son los hijos de todos los israelíes”, indicó a la multitud una manifestante, identificada como Janet por el medio local Ynet News.

La diputada y candidata de la alianza opositora Azul y Blanco, Pnina Tamano-Shata, a su vez, señaló que “aquí todas somos madres preocupadas (…) No abandonaremos a nuestros hijos, tampoco abandonaremos a Solomón Teka”.

La familia de Solomón Teka exige justicia
Los organizadores de las marchas denuncian que, pese a las reiteradas promesas por parte del régimen de Tel Aviv, ninguna ley ha sido promulgada para cesar el racismo y la brutalidad de la policía israelí contra esta comunidad minoritaria.

La familia de Teka visitó más temprano del mismo lunes la tumba de Solomón, donde pidió justicia.

“Perdí a mi querido hijo que no había hecho nada malo (…) Espero justicia (…) Esa es su responsabilidad que se aseguren de la aplicación de la justicia. Pagué un precio elevado. La comunidad pagó un precio elevado”, lamentó Worka Teka, padre del adolescente asesinado.

Al respecto, Ora Tasmah, una sobrina de Solomón, aseguró la misma jornada que la familia “no aceptará” que el agente de policía israelí que mató a su sobrino siguiera libre. “Fue un asesinato, no un homicidio involuntario”, recalcó.

Muchos llegaron en un puente aéreo desde Adís Abeba, capital de Etiopía, hasta Tel Aviv, en el oeste de los territorios ocupados palestinos, para acabar en poblados marginales.

Más de 14 000 judíos africanos fueron evacuados por Israel en 36 horas durante la operación Salomón, en un éxodo que asombró al mundo en 1991. Pero el periplo de 2500 kilómetros que recorrió la tribu perdida falasha o Beta Israel hasta la “Tierra Prometida” supuso también un viaje en el tiempo que se estrelló contra la discriminación de una sociedad de castas.

En la segunda mitad del siglo XX, y tras ocupar los territorios palestinos, el régimen israelí se interesó muy pronto por la suerte de los judíos africanos con el fin de cambiar el tejido social de las tierras palestinas, sin embargo, esa gente nunca fue bienvenida en tierras usurpadas y está sometida al racismo institucionalizado.

Compartir:

Publicar un comentario

 
Copyright © Nuevo Reporte Sur.