Últimas novedades

Cuatro de cada diez pibes y adolescentes del conurbano tienen 'inseguridad alimentaria severa'

(30/08/19 - Gestión Macri, Pobreza Cero)-.Según el último informe divulgado por el Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina (UCA), sobre el déficit de acceso seguridad alimentaria y cobertura alimentaria gratuita, el 40% de los niños, niñas y adolescentes (NNyA) del conurbano asisten a comedores y el 15% pasó hambre.

Según explica en su introducción el informe del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina (UCA), la inseguridad alimentaria total es un índice que procura aproximarse a la situación de privación de los hogares en el acceso a los alimentos durante los últimos 12 meses previos al relevamiento.

Se trata de hogares que tuvieron que bajar su ingesta alimentaria en cantidad y calidad por problemas económicos y en los que incluso de los adultos tuvieron que omitir alguna de las comidas. 

Ahora la situación de inseguridad alimentaria severa es la que afecta de modo directo a los NNyA, porque registra la situación de experiencia de hambre en los menores de 0 a 17 años y que es reportada de modo directo por los adultos de referencia.

Es importante señalar que no se trata de un indicador de desnutrición infantil e incluso señalar que la problemática de la inseguridad alimentaria tiene consecuencias como la obesidad infantil dado que es una aproximación a situaciones de malnutrición.

Inseguridad alimentaria severa
La inseguridad alimentaria severa, junto con la cobertura de alimentación gratuita, experimentó un fuerte incremento en el último periodo interanual (2017-2018), tanto para el total de NNyA a nivel país urbano, como en el conurbano bonaerense, alcanzando los valores más elevados de la serie 2010-2018 (17,4%, 35,8% y 40%, en el tercer trimestre de 2018 en GBA).

Mientras que la cobertura alimentaria gratuita representa la población que está recibiendo ayuda alimentaria directa a través de comidas, viandas, copas de leche, entre otros, en escuelas, comedores comunitarios y parroquiales.

Indicadores en ascenso
La evolución de los indicadores de inseguridad alimentaria y cobertura alimentaria gratuita siguen las mismas tendencias ascendentes tanto para el GBA como para los NNyA en el promedio nacional durante los últimos años del período observado (véase figura 5 y 6). 

En ambos casos la cobertura siempre alcanzó mayores niveles de incidencia que la inseguridad alimentaria severa y total.

La asistencia alimentaria directa registra un incremento entre 2015 y 2016 que se presenta de manera más pronunciada en el GBA, pasando del 26,9% de los NNyA del GBA en el 2015 al 32,1% de los mismos en el 2016, y se profundiza entre 2016 y 2017. 

Esta misma tendencia no es acompañada por la inseguridad alimentaria sino hasta un año después, de modo que la cobertura alimentaria gratuita se “adelanta” al aumento de la inseguridad alimentaria (Tuñón y Poy, 2018).

NNyA del GBA en desventaja
De acuerdo con el trabajo del observatorio de la UCA, los NNyA del GBA presentan grandes desventajas en materia de seguridad alimentaria, frente a sus pares del promedio nacional según diferentes factores sociales, y los NNyA que presentan déficits graves en el acceso a los alimentos se ven concentrados en hogares en situaciones de pobreza (79%), residentes en barrios informales (63%) y localizados principalmente en la zona oeste del conurbano (44%).

Déficit de nutrientes
En cuanto al déficit de nutrientes esenciales, el informe revela “elevados niveles de incidencia en NNyA tanto a nivel nacional como en el GBA”. 

Se trata de un fenómeno extendido en diferentes infancias, sin embargo, se agudiza en los niños/as más pequeños que a su vez son los que más se perjudican por las consecuencias que ello tiene en su desarrollo físico y cognitivo.

La profundidad de este déficit es mayor en el GBA ya que el déficit severo presenta una mayor participación en el nivel total de déficit. 

La situación más severa alcanza al 7,8% de los NNyA del GBA que carece de todos los nutrientes esenciales en su dieta alimentaria diaria.

Asistencia alimentaria
En cuanto a la asistencia alimentaria directa y gratuita es mayor en GBA que en el promedio del país. Los principales beneficiarios de la ayuda directa son los niños/as en edad de escolarización primaria. La tasa de cobertura disminuye abruptamente para los niños/as de edad preescolar y para los adolescentes. 

Es decir, que la ayuda alimentaria en el GBA está fuertemente localizada en el espacio escolar y no necesariamente se focalizada en espacio socioresidenciales de villas o asentamientos o en las escuelas más pobres del territorio. El acceso a los alimentos se ve fuertemente vulnerado para los niños/as no escolarizados y los adolescentes.

Por otro lado, el informe da cuenta que los NNyA del GBA que presentan inseguridad alimentaria severa, en un 44% no recibe ningún tipo de asistencia alimentaria (6,46% de los NNyA del GBA), lo que deja al descubierto que no son suficientes las políticas de ayuda alimentaria directa en el conurbano bonaerense y que las mismas necesitan mayor escala y mejor calibración para llegar a los NNyA más vulnerables. El 84,6% de estos NNyA son pobres en términos monetarios y el 41,8% reside en villas o asentamientos urbanos.

Compartir:

Publicar un comentario

 
Copyright © Nuevo Reporte Sur.