Últimas novedades

"Dejen de usar las armas contra el pueblo"

(14/11/19 - México)-.El presidente boliviano en el exilio, Evo Morales, pidió ayer a policías y militares de Bolivia que no se manchen con la sangre del pueblo y lamentó que un golpe de Estado esté destruyendo al país, al tiempo que no descartó volver a hacerse cargo del poder.

Morales llegó la víspera a México luego de aceptar el ofrecimiento del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador de darle asilo político ante el peligro que corría su vida después del golpe de Estado del 10 de noviembre que forzó su renuncia.

'Dejen de usar las armas contra el pueblo', expresó el exmandatario durante una conferencia de prensa en la capital mexicana, en la cual exhortó, además, a un diálogo nacional para acabar con la violencia.

Las balas no paran las marchas ni la insurrección del pueblo, insistió Morales, quien dimitió a su cargo para tratar de pacificar al país; sin embargo, sigue la convulsión social, dijo.

Soy enemigo de la violencia, añadió, al recalcar que los pueblos 'indígenas venimos de la cultura de la vida y en armonía con la madre tierra'.

Expresó también su disposición a volver, si el pueblo se lo pide, 'para participar en el diálogo nacional' y destacó que el pueblo y los movimientos sociales han comenzado a despertar.

Mi gran delito es ser indígena, ratificó el líder boliviano al advertir que todo lo ocurrido tiene que ver con 'un problema de clase'.

Evo desconoció a la autoproclamada presidenta, Jeanine Áñez, y alertó que es una evidencia más del golpe de Estado en Bolivia.

Compartir:

Publicar un comentario

 
Copyright © Nuevo Reporte Sur.