Últimas novedades

"Todavía es muy temprano, pasó muy poco tiempo, como para hacer una autocrítica"

(13/08/19 - Elecciones 2019, Provincia de Buenos Aires)-.En horas de la tarde de ayer, la gran perdedora de las elecciones del domingo, María Eugenia Vidal, dio una conferencia de prensa en la que, a tono con Mauricio Macri, dijo y se desdijo y anunció que no tiene medidas para enfrentar la crisis, pero que las tomará en los próximos días.

Al frente de un gobierno provincial que se ha preocupado por la cuestión de imagen mucho más que por contener la difícil situación social generada por las políticas económicas neoliberales, Vidal era la gran esperanza de triunfo de Cambiemos para estas elecciones, e incluso se la llegó a mencionar como posible presidenciable.

Sin embargo la derrota que sufrió en la provincia fue catastrófica y superior incluso a la que el Pueblo le dio a nivel nacional a Mauricio Macri y se reflejaba en su rostro ayer, que apenas podía contener la sonrisa televisiva que la caracteriza y que en facciones de segundo se convertía en una mueca siniestra.

Una demacrada Vidal, que se negó a felicitar al candidato del Frente de Todos al señalar que en esta instancia no había un competencia entre sus respectivas candidaturas, señaló que todavía es muy temprano, pasó muy poco tiempo como para hacer una autocrítica".

"Reconocer errores no es una debilidad" expresó, pese a lo cual mantuvo el apotegma macrista de "decir es hacer" y finalizó la conferencia de prensa sin reconocer un solo error sobre los casi cuatro años de gestión que lleva al frente del principal distrito electoral del país.

En relación a la megadevaluación del peso experimentada este lunes la gobernadora advirtió: "El mundo nos dio un mensaje un hoy", poniendo cara de perro que se... distrae y quitando del eje de la cuestión la deliberada no intervención del gobierno en el tema cambiario de ayer para generar un clima de caos producto de su derrota.

Vidal, que al asumir su mandato mando a remodelar un ex centro de exterminio para que fuera su residencia y se transporta permanentemente en helicóptero generándole una erogación de miles de dolares diarios a los bonaerenses por este solo concepto, señaló que "vamos a seguir escuchando lo que nos dicen en este camino que nos queda por recorrer. No estoy conforme, no fue lo que esperaba, no fue suficiente y no me voy a cansar de recorrer la provincia escuchándolos".

La gobernadora, inmersa en la burbuja generada por los productores de imagen que la rodean, probablemente se proponga seguir visitando punteros y punteras del PRO a los que ha hecho pasar en repetidas ocasiones (porque los visitó en más de una ocasión) de vecinos elegidos al azar y no como lo que realmente son que es militantes de su partido, lo que difícilmente la lleve a escuchar los problemas reales que vivimos los argentinos a diario. Aunque probablemente si escucha a algún vecino decirle los problemas que padece no se va a sentir muy cómoda al respecto.

Lo real y concreto es que Vidal, en su conferencia de prensa de ayer, demostró que no es más que Macri en la provincia de Buenos Aires, con su mismo discurso amañado, ciego y sordo.

Sobre las elecciones de octubre Vidal anticipó "reforzar la presencia del gobierno y el trabajo con todos los municipios acompañando a quienes más lo necesitan y tienen dificultades para llegar a fin de mes".

Compartir:

Publicar un comentario

 
Copyright © Nuevo Reporte Sur.